Madridimage

Madridimage

Aborto: Castilla y León prevé aplicar desde hoy el protocolo antiabortista impulsado por Vox, pese al aviso del Gobierno | España



El Gobierno de Castilla y León, donde PP y Vox son aliados, tiene previsto poner en marcha este lunes el protocolo con el que pretende reducir los abortos en la región, aunque de momento se ignora el contenido y la fuerza legal de las medidas, ya que no han sido publicadas en el Boletín Oficial de Castilla y León de hoy ni, de momento, por ningún otro medio oficial. Las medidas antiabortistas anunciadas por el ultra Juan García-Gallardo, vicepresidente regional, han llevado al Gobierno central a dirigir un requerimiento oficial a la Consejería de Sanidad para que esta “se abstenga de aprobar o aplicar medida alguna que vulnere la actual normativa” con respecto al aborto por “posible vulneración de principios fundamentales”. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha advertido esta mañana de que llegará hasta el final para detener “esta tropelía” y en la defensa del derecho de la mujer a interrumpir el embarazo sin coacciones, lo que incluye recurrir las medidas ante el Tribunal Constitucional.

El nuevo protocolo antiabortista de Castilla y León, por el cual supuestamente se instará a partir de este lunes a los médicos de esa comunidad a ofrecer a las embarazadas la posibilidad de escuchar en el primer trimestre del embarazo el latido del feto y contemplar una ecografía 4D (con imagen en movimiento), no se conoce aún, pese a que se supone que lo deben aplicar los médicos que trabajan desde esta mañana.

Tal y como contó García Gallardo, entre las medidas “provida” que anunció también se incluye el derivar a los servicios de salud mental a las mujeres embarazadas “que lo requieran”, incluidas las que manifiesten su voluntad de abortar. El vicepresidente, en la presentación del polémico protocolo la semana pasada, criticó el “drama social” del aborto y defendió estas medidas para que las mujeres tomen decisiones “mucho más conscientes” y admitió su ignorancia sobre cómo se desarrolla un embarazo.

Carolina Darias, ministra de Sanidad, se ha comprometido esta mañana a combatir con todos los medios legales a su alcance estas medidas limitativas de la ley del Aborto. “No se puede ir contra la evidencia clínica”, ha dicho la ministra durante una entrevista en La SER. Darias ha negado conocer el contenido del protocolo ni que se lo hubiese remitido el Ejecutivo de Castilla y León junto con la respuesta al requerimiento de La Moncloa.

La ministra ha añadido: “A mí no me mandó ninguna carta con las medidas; lo único que me dice es que las ha aprobado y que se podrán en marcha, pero nadie conoce de qué medidas estábamos hablando, si serán obligatorias”, ha precisado, antes de subrayar que el Gobierno de Pedro Sánchez está dispuesto a llegar hasta el final en defensa de los derechos de las mujeres, lo que incluye llevar las medidas al Tribunal Constitucional. Desde la máxima serenidad y la máxima contundencia quiero dejar claro que no vamos a permitir un paso atrás en el derecho de las mujeres. ¿Dónde está Feijóo?”, se ha preguntado sobre el líder del PP.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

El partido liderado por Alberto Núñez Feijóo está intentando que no le afecte la polémica de su socio en Castilla y León y sostén en otras comunidades, aunque las medidas antiabortistas de Vox lo han pillado a contrapié. La estrategia que ha adoptado la cúpula popular es ignorar a Vox y sus propuestas como la del aborto, que se inspira y copian la nueva legislación contra el aborto del primer ministro húngaro Viktor Orbán, expulsado del Grupo Popular europeo por su deriva antidemocrática y uno de los principales aliados europeos de Santiago Abascal. “Quien tiene que dar explicaciones es el Gobierno de Castilla y León”, dijeron este domingo fuentes populares, que se remitieron a este lunes para conocer en su integridad el nuevo protocolo médico. Vox se ha adherido e impulsado una manifestación contra Pedro Sánchez el día 21, convocada por la asociación Foro España Cívica y la Fundación Foro Libertad y Alternativa en la plaza de Colón de Madrid y el PP aún está perfilando si acudir, cómo y con quién.

Este protocolo se inspira directamente en la nueva legislación contra el aborto del primer ministro húngaro Viktor Orbán, expulsado del Grupo Popular europeo por su deriva antidemocrática y uno de los principales aliados europeos de Santiago Abascal. La medida de Castilla y León fue contestada este domingo por el Gobierno, que instó a la Junta a paralizarlo mediante requerimiento.

El citado requerimiento, a su vez, fue contestado ayer por la tarde por el Gobierno autonómico, que aseguraba que el protocolo de Castilla y León no limita los derechos de las mujeres. En un comunicado, la consejería señala que enviará este lunes una contestación al ministerio y anuncia que se reserva emprender posibles actuaciones jurídicas contra la medida del Ministerio de Sanidad.

De momento, nada se sabe del protocolo e, incluso, sobre si existe, si se va a aplicar, ni el cómo ni el cuándo. Tras el anuncio que hizo García Gallardo, la Junta ha ido negando a su vicepresidente. El viernes por la noche, el consejero de Sanidad, el popular Alejandro Vázquez Ramos, señaló que, al contrario de lo anunciado por Vox, las medidas no serán de obligado cumplimiento por los médicos, sino que la Junta los instará a que las ofrezcan a las mujeres. El consejero precisó que el protocolo entrará en vigor este lunes. El sábado, tras dos días sin pronunciarse, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), negó que los cambios en el protocolo para las embarazadas tengan un propósito antiabortista y aseguró que buscaban “fomentar la natalidad”.



Source link