Madridimage

Madridimage

Aborto: Vox amenaza con romper el Gobierno de Castilla y León si el PP no aprueba el plan antiaborto | España



Vox ha amenazado esta mañana con romper el Gobierno de coalición en Castilla y León si el PP no “cumple el acuerdo” que hizo posible la alianza y no aprueba un nuevo protocolo de atención a las mujeres que deciden abortar, a fin de ofrecer a estas que escuchen el latido fetal y se sometan a una ecografía 4D, como proponen los ultras en sintonía con la extrema derecha europea. El secretario general de Vox, Ignacio Garriga, ha afirmado en una entrevista en RTVE de Cataluña que “revisarán” si siguen en el Ejecutivo de Alfonso Fernández Mañueco en caso de que no salga adelante el protocolo antiabortista en los términos anunciados por el vicepresidente Juan García-Gallardo el jueves pasado. “Exigiremos que se cumpla el acuerdo. No daremos ni un paso atrás con lo acordado”, ha aseverado. “El consejero de Sanidad [del PP] emitirá la orden [para que se aplique ese protocolo] en las próximas horas”, ha llegado a decir Garriga, poniendo toda la presión en el tejado de su socio.

Garriga ha querido mostrar la firmeza de su partido en este asunto, después de que el PP se desmarcara del protocolo antiaborto anunciado por el vicepresidente regional, que el Gobierno central está dispuesto a llevar al Tribunal Constitucional en cuanto se publique. El dirigente ultra confía en que el PP “cumpla lo pactado”, y advierte de que “Vox no dará ni un paso atrás”.

Durante la entrevista, Garriga ha hecho la primera amenaza pública de ruptura de la coalición que gobierna la Junta de Castilla y León desde que la semana pasada estallara la crisis interna. Así, ha advertido de que, si no se aprueba el nuevo protocolo de atención a la mujer que Vox asegura que ha pactado con el PP, revisarán si siguen en el Ejecutivo autonómico. El presidente Mañueco afirmó ayer que el protocolo vigente en la actualidad no va a sufrir “modificación alguna”, y dijo tener “muy claro” que instar a los médicos a que ofrezcan a la mujer que decide abortar que escuche el latido del feto, sin que ella lo haya pedido, podría suponer una “coacción” a la mujer. Una coacción que su Gobierno, aseguró, “ni va a promover ni va a amparar”.

El portavoz de Vox incluso se ha mostrado extrañado por el revuelo político y social que ha causado el mero anuncio del protocolo. A su entender, solo se pretende que la mujer embarazada tenga más información, no obligarle a seguir adelante con el embarazo. “El cambio de opinión [que finalmente pueda producirse] depende exclusivamente de la mujer”, ha remarcado. Y ha insistido en que la orden para aprobar ese nuevo protocolo —que no depende de Vox sino de una consejería en manos del PP, la de Sanidad— se conocerá en las próximas horas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Garriga ha hecho estas declaraciones casi al mismo tiempo en que La Moncloa daba el primer paso para llevar al Tribunal Constitucional el plan sobre el aborto de Castilla y León (a pesar de que este aún no existe oficialmente). El Consejo de Ministros aprobará este martes un acuerdo por el que “se requiere de incompetencia” al Ejecutivo autonómico para que se abstenga de adoptar “cualesquiera actuaciones que vulneren o menoscaben la ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo”. El Gobierno de Alfonso Fernández Mañueco y Juan García-Gallardo tiene un mes para contestar.



Source link