Madridimage

Madridimage

Airbus unifica civil y defensa en Cádiz en una planta “polivalente” mientras busca inquilino para la que cierra | Economía


El enorme videowall muestra un bucólico amanecer gaditano en el que el sol se sale de la pantalla, efectos especiales mediantes. Una voz en off completa la evocación: “Un futuro brillante está por venir”. Hay palabras de motivación propias del mejor coaching empresarial, felicitaciones personalizadas para dos trabajadores que cumplen años hoy, pero los 700 trabajadores que acuden al acto de este miércoles de Airbus en El Puerto de Santa María parecen con ganas de ir al turrón. Ricardo Rojas, responsable de la división de aviones comerciales de Airbus en España, no tarda en ir al detalle. Tras confirmar el cierre de la factoría de Puerto Real en julio de 2021, el directivo confirma que la multinacional unificará sus dos plantas en la de El Puerto para crear una fábrica “polivalente” —según ha definido la empresa— para componentes civiles y de defensa que será más competitiva para escalar posiciones en las líneas de montaje de la compañía.

El nombre comercial del anuncio con boato es Amanece que, en la práctica, se ha traducido en una jornada de presentación en la que los empleados de Puerto Real (algo menos de 300) han acudido al que desde este miércoles se convertirá, paulatinamente, en su nuevo centro de trabajo, en El Puerto. La integración supondrá que el antiguo CBC de Airbus El Puerto (con unos 400 trabajadores) dejará de ser un centro centrado únicamente en su división de defensa, Defence and Space, y asumirá todos los proyectos de negocios de aviones comerciales que tiene la planta a cerrar de Puerto Real. “Queremos crear algo de futuro. Combinar lo que se hace en Puerto Real y el CBC no lo vamos a encontrar en ninguna factoría de Airbus del mundo”, ha justificado Rojas, en una comparecencia posterior a los medios convocados.

El nombre comercial de la fusión será Airbus Cádiz y el proceso tiene hasta reminiscencias históricas. “Me retrotrae a un tiempo en el donde éramos uno solo, en la planta de Puntales [en Cádiz]. Vamos a celebrar el centenario de la antigua CASA [se creó en 1928], el germen de Airbus”, he rememorado Juan Silva Campos, jefe de proyecto de consolidación de actividades Airbus en Cádiz. Pero la idea es ir más allá, ya que la unificación hará la nueva fábrica resultante de la fusión sea más competitiva, ya que combinará “la robotización y automatización de Puerto Real con la fabricación de materiales compuestos” por la que es conocida la planta El Puerto, como ha explicado Rojas. Eso permitirá, según aseguran desde la multinacional, que la fábrica sea capaz de entregar componentes con mayores niveles de integración a las líneas finales de montaje (FAL) en Toulouse (Francia), al mismo nivel de lo que ya hacen las de Illescas o Getafe.

Ambiente en la presentación del proyecto de Airbus Cádiz en la planta de El Puerto de Santa María.«JUAN CARLOS TORO»

En la práctica, la fusión implicará la ampliación de la planta portuense, de 40.000 metros cuadrados, en 4.000 metros cuadrados más, además de una reserva de suelo de otros 3.000 metros más para proteger la capacidad de expansión. El plan de la multinacional es poder crear estas nuevas naves, oficinas o vestuarios antes del 1 de julio, momento en el que esperan tener completado el traslado paulatino del personal. Aunque Rojas confiesa que contemplan que puedan surgir trabas, como puede ser la complicación añadida de que el actual planeamiento urbanístico de El Puerto —de 1992, después de que el que tenía acabase tumbado por la Justicia— no recoja de entrada esa posibilidad de ampliación. El final de todo el proceso de integración se fija para finales de 2024 o inicios de 2025, momento en el que debe estar completada la mudanza total de la factoría puertorrealeña.

La nueva Airbus Cádiz tiene bajo su paraguas líneas de producción de los aviones comerciales A320 —el modelo más demandado ahora por las compañías—, A330, y A350. Además, cuenta con la producción de elementos de los cazas Eurofighter, o del avión táctico C295, ambos de la línea de defensa. “Vivimos la invasión en Ucrania. Eso ha llevado a un incremento de pedidos comprometidos y de nuevos proyectos (…) El mundo de defensa crece por razones que no nos gustarían. En Cádiz vamos a tener una carga de trabajo y esperamos que esa base tecnológica que ya tenemos ayude a que nuestros productos sean competitivos”, ha explicado Paco Sánchez Segura, vicepresidente ejecutivo de Ingeniería para la división de Defence and Space. De hecho, la planta ya figura como participante también en la creación de las piezas del nuevo Eurodrone y se postula para albergar trabajados para el dron táctico Sirtap o el Futuro Sistema Aéreo de Combate o FCAS europeo, estos dos últimos aún en fase embrionaria.

Pero la copla no termina de convencer a sindicatos como CGT, que esta mañana se ha manifestado en la puerta. “Ni se cierra, ni se vende, la Bahía se defiende. Aquí no se cabe, no nos vendáis la moto”, coreaba algo más de una decena de manifestantes. “La fusión es un engañabobos, un tocomocho. Nos vamos a una planta peor ubicada y sin salidas al tren y perdemos otra de 60.000 metros cuadrados. Es una pérdida de suelo industrial y de personal. Ahora somos 700 trabajadores y antes llegamos a ser 1.100″, ha denunciado Juan Antonio Guerrero, secretario general de la sección sindical de Airbus Puerto Real.

Manifestantes en la planta de El Puerto de Santa María.
Manifestantes en la planta de El Puerto de Santa María.«JUAN CARLOS TORO»

Aunque tras meses de protestas y movilizaciones, en Airbus ni quieren oír hablar ya del cierre de Puerto Real, que lo dan como consumado desde el verano de 2021. De hecho, el pasado mes de diciembre la multinacional ya puso esas naves a disposición de empresas auxiliares interesadas, tanto en posible régimen de alquiler como venta. “Hay interés de compañías. Tenemos 2023 y 2024 así que no nos hemos fijado tope”, apunta Rojas. Además, la multinacional continúa sus negociaciones con el Ministerio de Industria, la Junta de Andalucía y Navantia para crear un centro tecnológico y de innovación que tendría cabida en una parte de ese mismo espacio. “Estamos trabajando en quién se encargará en la gobernanza de ese centro”, añade el directivo de Airbus. Pero Guerrero no cree la promesa. “Quieren destruir un trabajo de calidad en Airbus por tres precarios en la industria auxiliar y las administraciones son cómplices”, remacha enfadado.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour

RECÍBELO



Source link