Madridimage

Madridimage

Almeida saca pecho: Madrid cumplió por primera vez en 2022 los requisitos de calidad del aire de la Unión Europea | Madrid



La capital de España cumplió en 2022, por “primera vez en su historia”, los requisitos de calidad del aire establecidos por la Unión Europea (UE) en su directiva de 2018 según los datos hechos públicos este lunes por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en una rueda de prensa en la que ha sacado pecho de este logro, que ha achacado tanto a “la actitud de los madrileños” como a sus “nuevas políticas” centradas en una “estrategia integral”.

El alcalde ha asegurado que las 24 estaciones de medición que tiene el Ayuntamiento en la capital han mejorado sus datos respecto a 2018, con una media de progreso del 22%. El pasado diciembre, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea condenó a España por no haber tomado las medidas necesarias para impedir el incumplimiento sistemático y continuado de los límites de contaminación del aire en Madrid y el área metropolitana de Barcelona entre 2010 y 2018, una sentencia que no acarrea multa por ser una primera condena sobre el caso.

Almeida ha asegurado que, si se “sigue en esta línea” de cumplimiento de 2022, no habría multa de Bruselas. “De no haberse cumplido, podría haber llegado. De momento esa sentencia no tiene consecuencia gravosa”, ha insistido el regidor de la capital, quien entiende que su Gobierno ha conseguido la “cuadratura” del círculo de poder potenciar el crecimiento económico y tomar las medidas necesarias para mejorar la calidad del aire.

El alcalde ha aprovechado para tachar de “error” la política medioambiental de la anterior corporación municipal de Ahora Madrid, que “no habría permitido cumplir” la normativa europea. Frente a un modelo que, a su juicio, atajaba “solo la movilidad y en el centro”, ha destacado su plan, Madrid 360, como estrategia “global”, que ataca la contaminación en varias variantes, como el tráfico o las calderas de carbón, y que además cuenta con una “fuerte” inversión en ayudas para conseguir una transición que sea “justa” y que atienda a “todos los distritos”, ya que los madrileños de Usera o Carabanchel tienen “el mismo derecho a respirar un aire bueno” que los del centro de la capital. “Hemos demostrado que frente a políticas fracasadas, se puede generar alternativas”, ha declarado el alcalde de la capital, para asegurar que Madrid es “pionera” en iniciativas como usar el diésel como combustible de los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

La capital infringió entre 2010 y 2021 los umbrales de dióxido de nitrógeno (NO₂) establecidos como el valor límite anual por la directiva, cuyo máximo permitido es de 40 microgramos por metro cúbico (µg/m³). En 2020 y en 2021 solo una estación superó este valor, plaza Elíptica, con 41 µg/m³. En 2022, este punto negro de la contaminación en la capital ha quedado tres décimas por debajo, con 39,77 µg/m³, lo que ha permitido cumplir por la mínima con la normativa comunitaria. El valor medio en las 24 estaciones se ha situado en 28,29 µg/m³, un 22,7% menos que en 2018. En el medidor de Escuelas Aguirre, el NO₂ ha disminuido en cuatro años un 38,2%; en el de Castellana, un 30,7%; en plaza del Carmen, un 31,1%; y en Ramón y Cajal, un 27,9%.

Almeida también ha destacado que Madrid ha cumplido por tercer año consecutivo con el valor límite horario (VLH) de NO₂ que establece la directiva europea en materia de calidad del aire y lo ha hecho con valores horarios máximos menos elevados en conjunto respecto a cualquier otro ejercicio, incluido 2020, el año de la pandemia. Europa determina que, para la protección de la salud, no se puede rebasar los 200 µg/m³ de VLH más de 18 veces al año en una misma estación. EI VLH se superó en 2017 en siete estaciones; en 2018, en dos, y en 2019, en una, plaza Elíptica, que rebasó hasta en 47 ocasiones los 200 µg/m³.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

En un comunicado, Ecologistas en Acción ha subrayado que, aunque la contaminación en Madrid no ha superado el valor límite anual, se mantiene en niveles muy elevados y cercanos al máximo permitido. La organización recuerda que los niveles de NO₂ duplican el nuevo valor límite anual propuesto por la Comisión Europea para 2030, 20 µg/m3, y cuadruplican la recomendación anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), fijada en 10 µg/m3.

Para Ecologistas, las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) de Madrid se están demostrando insuficientes para reducir de forma eficaz la contaminación por limitarse a dos ámbitos muy reducidos de la ciudad y por ser cada vez más permisivas, por lo que ha pedido al Ayuntamiento de Madrid que reduzca de manera decidida, drástica y urgente el tráfico motorizado que accede y circula diariamente por la ciudade para conseguir una mejora significativa de la calidad del aire.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.



Source link