Madridimage

Madridimage

Así está la crisis de las criptomonedas tras la quiebra de FTX


(CNN Business) — Las réplicas del enorme terremoto que sufrió el sector de las criptomonedas la semana pasada siguieron repercutiendo este lunes.

Los precios de las monedas digitales volvieron a caer a medida que la crisis que envuelve al mercado se profundizaba durante el fin de semana. El bitcoin, la mayor criptodivisa del mundo, se ha desplomado cerca de un 65% en lo que va de año. Este lunes cotizaba a unos US$ 16.500, según CoinDesk. Analistas creen que podría caer por debajo de los US$ 10.000.

Al ether, la segunda criptomoneda más valiosa del mundo, no le va mucho mejor. Este lunes cotizaba a unos US$ 1.230, tras haberse hundido más de un 20% en la última semana, según datos de CoinDesk.

El desplome se produce mientras los inversores siguen lidiando con el impresionante colapso de FTX, uno de los mayores y más poderosos actores de la industria.

Un grande de las criptomonedas se declara en bancarrota 1:22

Algunas personas del sector dijeron que la caída de la empresa había desencadenado un «momento Lehman», en referencia a la quiebra del banco de inversión en 2008, que provocó una gran conmoción en todo el mundo.

El episodio no solo destruyó la confianza en la industria de las criptomonedas, sino que también envalentonó a los reguladores mundiales para ejercer más presión. Algunos de los nombres más importantes del sector dijeron que acogerán con agrado el escrutinio si eso ayuda a restablecer la fe en la industria.

Hay «mucho riesgo», dijo Changpeng Zhao, que dirige Binance, la mayor bolsa de criptomonedas. «Hemos visto en la última semana que las cosas se vuelven locas en la industria, así que necesitamos algunas regulaciones, necesitamos hacer esto correctamente», añadió.

CZ, como se le conoce, habló este lunes en una conferencia en Indonesia. La semana pasada dijo que comparar la actual agitación de las criptomonedas con la crisis financiera mundial de 2008 es «probablemente una analogía precisa«.

Binance había llegado a un acuerdo tentativo de rescate con FTX a principios de la semana pasada, pero esa transacción casi inmediatamente se vino abajo.

FTX ha continuado su espiral descendente tras declararse en quiebra el viernes. Otro gran nombre de la industria también ha admitido haber manejado mal los fondos, asustando aún más a los inversores.

Así es como se han desarrollado las cosas en los últimos días, mostrando que la crisis no ha hecho más que empezar.

Investigación penal en las Bahamas

FTX trasladó su sede de Hong Kong a las Bahamas el año pasado, y su ex-CEO, Sam Bankman-Fried, la calificó en su momento como «uno de los pocos lugares en los que se ha establecido un marco global para las criptomonedas».

Este domingo, las autoridades de las Bahamas dijeron que estaban investigando posibles conductas delictivas en torno a la caída de la empresa.

«A la luz del colapso de FTX globalmente y la liquidación provisional de FTX Digital Markets Ltd., un equipo de investigadores financieros de la Rama de Investigación de Crímenes Financieros está trabajando estrechamente con la Comisión de Valores de las Bahamas para investigar si hubo alguna mala conducta criminal», dijo la Real Fuerza Policial de las Bahamas en un comunicado.

No está claro qué aspecto concreto del rápido colapso de FTX están investigando las autoridades.

Bankman-Fried, de 30 años y fundador de la empresa de intercambio, era una de las caras de la industria de las criptomonedas, y llegó a amasar una fortuna de US$ 25.000 millones que ya se ha desvanecido. Se le consideraba el caballero blanco del mundo de las criptomonedas, ya que había intervenido anteriormente para rescatar a empresas en dificultades tras el colapso de la stablecoin TerraUSD en mayo.

FTX, respaldada por inversores de élite como BlackRock y Sequoia Capital, se convirtió rápidamente en una de las mayores bolsas de criptomonedas del mundo. Su colapso estuvo precedido por la decisión de prestar miles de millones de dólares en activos de clientes para financiar apuestas arriesgadas de Alameda, el fondo de cobertura de criptomonedas de Bankman-Fried, informó el jueves The Wall Street Journal.

Un posible hackeo

La investigación de las Bahamas se produce un día después de que la bolsa en quiebra dijera que iba a iniciar una investigación propia.

Este sábado, FTX dijo que estaba investigando si se habían robado criptoactivos. La empresa de gestión de riesgos de criptomonedas Elliptic dijo que parece que se han robado US$ 473 millones en criptoactivos de FTX.

El consejero general de FTX, Ryne Miller, dijo este sábado que la compañía «inició medidas de precaución» el viernes y movió todos sus activos digitales fuera de línea. El proceso se aceleró el viernes por la noche «para mitigar el daño al observar transacciones no autorizadas».

Miller dijo que FTX estaba «investigando anormalidades» con respecto a los movimientos en las criptocarteras «relacionadas con la consolidación de los saldos de FTX a través de los intercambios».

Los hechos aún no están claros, y la compañía compartirá más información tan pronto como sea posible, agregó.

Transferencias accidentales y advertencia de Binance

A medida que aumenta el escrutinio de los grandes actores del mundo de las criptomonedas, Crypto.com, con sede en Singapur, admitió haber enviado accidentalmente más de US$ 400 millones en ether a la cuenta equivocada.

El CEO Kris Marszalek dijo este domingo que la transferencia de 320.000 ETH se hizo hace tres semanas a una cuenta corporativa en la bolsa de la competencia Gate.io, en lugar de a una de sus carteras fuera de línea, o «frías».

Aunque los fondos se recuperaron, los usuarios están retirando sus fondos de la plataforma, temiendo que pueda colapsar como FTX.

«Desde entonces hemos reforzado nuestros procesos y sistemas para gestionar mejor estas transferencias internas», tuiteó Marszalek el domingo. El token nativo de la plataforma ha caído más del 20% en las últimas 24 horas, según CoinDesk.

Marszalek dijo este lunes que su firma ha actuado como un «jugador responsable y regulado desde su creación» y que pronto «demostrará a todos los detractores… que están equivocados con nuestras acciones».

Crypto.com cuenta con 70 millones de personas en su plataforma a nivel mundial, y su modelo de negocio es «completamente diferente» al de FTX, añadió.

«Nunca asumimos riesgos de terceros, no dirigimos un fondo de cobertura, no comerciamos con activos de clientes», dijo.

Marszalek señaló que su empresa publicará pronto un informe auditado en el que se mostrarán sus reservas.

En la conferencia de Bali, el jefe de Binance, Zhao, señaló que la regulación del sector no será fácil.

La «respuesta natural de las autoridades es tomar prestadas las regulaciones de los sistemas bancarios tradicionales… pero los intercambios de criptomonedas funcionan de forma muy, muy diferente a los bancos», dijo.

«Es muy, muy normal que un banco mueva los activos de los usuarios para invertir e intentar obtener beneficios», explicó. Si una bolsa de criptomonedas opera de esa manera, está «casi garantizada su caída», dijo, y añadió que el sector tiene que desempeñar colectivamente un papel en la protección de los consumidores.

«Los reguladores tienen un papel… pero no pueden proteger a un mal jugador», dijo.

Matt Egan, Ramishah Maruf y Allison Morrow contribuyeron a este informe.



Source link