Madridimage

Madridimage

Así golpeará su bolsillo impuesto a gaseosas, mecatos y embutidos

El próximo fin de semana el comercio organizado del país, afiliado a Fenalco, tiene previsto celebrar el Día Nacional del Tendero, pero ante los cambios tributarios que intenta implementar el gobierno de Gustavo Petro, el sector está más a la expectativa, que con ánimos de festejar.

Es así como el gremio en Antioquia alertó que la idea de aplicar un impuesto de 10% a los alimentos ultraprocesados, que hacen parte de los productos que más venden los tenderos de los barrios, generaría un efecto directo para ellos.

“Si venden gaseosas y ahora las van a gravar con un impuesto, disminuirán las ventas. Así de sencillo es el negocio de los tenderos. Es angustiante para ellos que cuando empiece a regir este tributo, se embolatarán las ganancias diarias y les tocará recurrir a otra línea de ventas”, planteó Fenalco Antioquia, gremio que dirige María José Bernal.

El próximo fin de semana el comercio organizado del país, afiliado a Fenalco, tiene previsto celebrar el Día Nacional del Tendero, pero ante los cambios tributarios que intenta implementar el gobierno de Gustavo Petro, el sector está más a la expectativa, que con ánimos de festejar.

Es así como el gremio en Antioquia alertó que la idea de aplicar un impuesto de 10% a los alimentos ultraprocesados, que hacen parte de los productos que más venden los tenderos de los barrios, generaría un efecto directo para ellos.

“Si venden gaseosas y ahora las van a gravar con un impuesto, disminuirán las ventas. Así de sencillo es el negocio de los tenderos. Es angustiante para ellos que cuando empiece a regir este tributo, se embolatarán las ganancias diarias y les tocará recurrir a otra línea de ventas”, planteó Fenalco Antioquia, gremio que dirige María José Bernal.

Un ejercicio de la agremiación, con lista de precios de la Central Mayorista de Antioquia, mostró que aplicarle un impuesto del 10% a algunos alimentos y bebidas, que están contemplados en el proyecto de reforma tributaria, provocaría incrementos de precios de más $750 frente a los actuales (ver gráfico).

“Los tenderos le piden al Ministerio de Hacienda que recapacite sobre la idea de gravar las bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados, porque no favorece a los tenderos, quienes aún se están recuperando económicamente a raíz de la pandemia”, insistió Fenalco Antioquia.

Las cuentas de la agremiación señalan que en el país hay unas 500.000 tiendas de barrio, de las cuales dependen más de dos millones de personas para lograr su sustento diario, es decir, el 4% de la población colombiana.

Desde los negocios

Juan Hincapié, comerciante de la Comuna 13 de Medellín, cuestionó la iniciativa gubernamental, que se lanzó en una coyuntura de alta inflación de alimentos (25,1% anualizada a julio, según el Dane).

“Desde hace justo un año empezó a desbordarse la inflación y todos los comestibles se han encarecido. No obstante, los chocolates y la dulcería se sigue vendiendo, pero sí se nota una reducción de un 5% en los volúmenes de venta. Ahora, si le aplican nuevos impuestos, las ventas se van a seguir bajando”, comentó Hincapié.

En el caso de este negociante, una de las categorías que más rotación tiene es la de pasabocas en paquete (papitas, Detodito, Cheese Tris), pues son altamente demandadas para las loncheras de los niños, en este sector popular.

“Si con la inflación la venta de estos productos ya ha rebajado, con los nuevos impuestos el panorama no es muy positivo y, con seguridad, el nivel seguirá mermando”, dijo.

En las estadísticas de Fenalco Antioquia se estima que hay unos 30.000 establecimientos de comercio como el de Hincapié en el departamento, 16.000 de ellos localizados en Medellín y el área metropolitana, que resultan importantes en el desarrollo económico de la región.

“Hay que resaltar que en esta parte del país entre una y cuatro personas dependen económicamente de los tenderos, es decir un 74 % de los ciudadanos”, afirmó la directora de Fenalco Antioquia.

Adicionalmente, el 19% de las tiendas en Medellín llevan más de 20 años de existencia, mientras el 24% está en el rango de 5 a 10 años, y el 5% menos de 1 año.

Asimismo, los estratos 1, 2 y 3 prefieren comprar en las tiendas de barrio, debido a la cercanía con sus hogares y porque el 84% tiene atención directa con el cliente, es decir el tendero está detrás de la vitrina. El 15% es por autoservicio (ver ¿Qué sigue?).

Tomando el ritmo

Mientras el Congreso toma decisiones frente a la reforma tributaria presentada por el Gobierno, las mediciones de Fenalco sobre la dinámica del comercio demostraron que “julio estuvo un poquito flojo”.

De acuerdo con la encuesta de opinión, en el séptimo mes del año las ventas experimentaron cierta desaceleración frente a los meses precedentes.

Para el 42% de los empresarios, sus volúmenes de ventas fueron superiores a los del mismo mes del año anterior, el 35% dijo que fueron similares y un 23% consideró que disminuyeron. El balance de respuestas fue el más bajo desde enero de este año.