Madridimage

Madridimage

Bernard Arnault, el hombre más rico del mundo, nombra a su hija para dirigir Dior


(CNN) — El multimillonario propietario del grupo de lujo LVMH, Bernard Arnault, nombró a su hija Delphine como la nueva directora de Christian Dior, se anunció este miércoles.

La mujer de 47 años se desempeñará como presidenta y CEO de la marca francesa a partir del mes de febrero, después de una importante reorganización en el conglomerado que está detrás de marcas como Louis Vuitton, Fendi, Givenchy y Tiffany & Co.

Arnault, cuyo padre se convirtió en el hombre más rico del mundo el mes pasado, dejará atrás Vuitton, en donde se desempeñó como vicepresidenta ejecutiva desde 2013. Anteriormente había pasado más de una década en Dior y estuvo muy involucrada en el Premio de LVMH para Jóvenes Diseñadores de Moda.

En un comunicado de prensa, Bernard Arnault describió la carrera de su hija en la empresa como «marcada por la excelencia».

«Bajo su liderazgo, el atractivo de los productos de Louis Vuitton avanzó significativamente, lo que permitió a la marca batir regularmente nuevos récords de ventas», dijo. «Su perspicacia, su percepción y su incomparable experiencia serán activos decisivos para impulsar el desarrollo continuo de Christian Dior».

Delphine Anault se une a la marca que busca recuperar el crecimiento sostenido que disfrutaba antes de la pandemia de covid-19. El movimiento también se produce cuando Dior, como el resto de la industria de la moda de lujo, se prepara para una temporada cargada con desfiles importantes y nuevas colecciones. En los próximos dos meses, la marca presentará nuevas líneas de moda masculina, de alta costura y prêt-à-porter para mujer en la próxima edición de la Semana de la Moda de París.

El anuncio de este miércoles sigue a una serie de cambios recientes presentados por LVMH, incluido el nombramiento en un nuevo rol del segundo hijo de Arnault, Antoine, quien asumirá el cargo de CEO del holding a través del cual la familia posee su participación mayoritaria en LVMH. Reemplazará al ejecutivo Sidney Toledano.

También se anunció este miércoles que el jefe saliente de Dior, Pietro Beccari, asumirá el cargo de Louis Vuitton, cuyo actual CEO, Michael Burke, permanecerá en el imperio de lujo de Arnault en un puesto no revelado hasta ahora. El precio de las acciones del conglomerado subió tras la noticia de la reorganización.

En un comunicado, Bernard Arnault elogió a Beccari, quien ha estado en Dior desde 2018, por su trabajo «excepcional». Junto con los directores creativos Maria Grazia Chiuri y Kim Jones, quienes encabezan las divisiones de mujeres y hombres respectivamente, el ejecutivo italiano supervisó varios desarrollos importantes en la marca, incluido un movimiento hacia los accesorios de playa y una importante renovación del buque insignia de la marca en París.

En los últimos años, Dior también nombró a poderosos embajadores y colaboradores famosos, desde Travis Scott hasta la estrella del tenis Emma Raducanu y la estrella del K-pop Jisoo. Mientras tanto, la marca organizó espectáculos cada vez más ambiciosos, incluido un espectacular show nocturno que utilizó las pirámides iluminadas de Giza como telón de fondo para su colección de ropa masculina Otoño 2023, y amplió su presencia en Asia. El año pasado, la casa de moda organizó un desfile en Corea del Sur por primera vez.

Las ventas se triplicaron, a 6.600 millones de euros (unos US$ 7.100 millones), durante el mandato de cuatro años de Beccari, dijo Reuters, citando estimaciones de Citi.

Bernard Arnault es ampliamente reconocido por transformar la fortuna de Dior a lo largo de los años desde que se involucró por primera vez con la marca en 1984. El hombre de 73 años, que tiene una fortuna estimada en US$ 171 mil millones, no ha manifestado ninguna intención de dejar su cargo en LVMH. El año pasado, la compañía elevó la edad máxima de su CEO de 75 a 80 años, informó Reuters.



Source link