Madridimage

Madridimage

Biden anuncia el envío de 31 tanques M-1 Abrams a Ucrania | Internacional



Estados Unidos enviará 31 tanques M-1 Abrams a Ucrania, según ha confirmado el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, este miércoles en la Casa Blanca, lo que certifica el giro de Washington respecto al material militar que entrega a Kiev.

El anuncio de Biden, que ya habían adelantado medios estadounidenses un día antes, coincide en el tiempo con el del Gobierno alemán, que entregará 14 de sus tanques Leopard 2 a las fuerzas ucranianas y autorizará que otros países también suministren esos vehículos de fabricación germana.

Inmediatamente antes de su declaración, el presidente estadounidense había mantenido conversaciones telefónicas con el canciller alemán, Olaf Scholz; el jefe de Estado francés, Emmanuel Macron; la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, y el jefe de Gobierno británico, Rishi Sunak, sobre la asistencia a Ucrania, según había apuntado la Casa Blanca.

Los anuncios de Washington y Berlín ponen fin a una importante disputa entre los aliados acerca de la mejor manera de asistir a Ucrania, que reclamaba los tanques para responder a la ofensiva que Rusia parece estar preparando para los próximos meses y para recuperar al menos parte de los territorios ocupados por Moscú. Scholz se resistía a autorizar en solitario el suministro de los Leopard por temor a la posible reacción de Moscú.

El Pentágono consideraba que los Abrams no eran la solución más práctica. Aunque son unos vehículos muy ágiles y resistentes, requieren un adiestramiento especial para su manejo. También consumen enormes cantidades de queroseno para aviones y necesitan un grupo de apoyo muy numeroso para garantizar su mantenimiento: sus cadenas logísticas serían más complicadas de construir. En cambio, el Leopard necesita mucho menos combustible y está más establecido entre los ejércitos europeos, lo que facilita el trazado de sus cadenas logísticas hacia Ucrania.

El Abrams entró en servicio en la década de los ochenta, está dotado de un motor de 1.500 caballos y un cañón de 120 milímetros. El Pentágono lo describe como un vehículo de “poderío letal, una capacidad de supervivencia sin paralelo y una capacidad de maniobra audaz”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Noticia de última hora. Seguirá ampliación en breve

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.





Source link