Madridimage

Madridimage

CaixaBank exprime la hipoteca fija con tipos al 1% para los clientes más solventes | Compañías



Con el euríbor en subida libre, las hipotecas a tipo fijo se han convertido en la clara preferencia para los clientes bancarios. Pero los tipos más bajos se reservan ya de forma selectiva para los perfiles más solventes y son ya muy pocas las entidades dispuestas a competir en precio en la concesión de hipotecas blindadas ante el alza del precio del dinero. CaixaBank sí mantiene la apuesta por el tipo fijo, incluso con ofertas agresivas aunque limitadas a clientes de solvencia indiscutible.

La entidad que dirige Gonzalo Gortázar llega a ofrecer un tipo fijo del 1% a 25 años a clientes que desean cambiar su hipoteca variable, incluso a clientes de otras entidades, en un último esfuerzo por retener perfiles de la máxima solvencia en un momento en que las alzas de tipos van a poner a prueba la capacidad de pago de muchos hogares. De hecho, el alza del euríbor en agosto apunta a dejar el mayor incremento desde el año 2000 en la media mensual a la que se revisan estos créditos.

El tipo fijo al 1% se ofertó de forma más extendida en 2021, el momento en que el sector competía con más agresividad en este tipo de hipotecas, con anterioridad a las alzas de tipos de interés del BCE que se están acelerando en este 2022. El fijo al 1% ha desaparecido de los escaparates bancarios, en los que se está empezando a replegar la hipoteca fija. Pero CaixaBank aún llega a ofrecerlo de forma muy selectiva, casi en extinción. A cambio, es necesario contratar un seguro de vida, otro de hogar, una alarma de seguridad de Securitas Direct y la domiciliación de recibos.

Fuentes de la entidad explican que las condiciones finales de la hipoteca se negocian de forma personalizada con cada cliente. En la información disponible en su página web, el interés que se oferta para las nuevas hipotecas a tipo fijo es bastante superior a ese 1%: un tipo nominal del 2,955% a 30 años que puede quedar en el 1,95% (3,364% TAE) con la bonificación máxima, que incluye la contratación de los productos mencionados.

La apuesta de CaixaBank por el tipo fijo viene de largo, de hace más de seis años, explican fuentes de la entidad. Hace un año, dos terceras partes de las hipotecas que se firmaban con el banco eran ya a tipo fijo y ese porcentaje ha subido hasta el 90% en este último año. CaixaBank es líder en el mercado hipotecario español con una cuota del 26% a cierre de 2021, y su estrategia comercial marca el paso de forma inevitable al resto del sector, si bien numerosas entidades ya han empezado a descolgarse del tipo fijo ante el avance del euríbor.

En un escenario de tipos al alza, la hipoteca a interés variable es ahora la opción más rentable para la banca para obtener margen de negocio, del mismo modo que años atrás, en un entorno de tipos cero, lo fue la hipoteca a tipo fijo. “El sector está ante el último tren de los tipos fijos, a los clientes que van más justos ni siquiera se les ofrece”, explican en iAhorro.

Fuentes de BBVA señalan que siguen comercializando hipotecas a tipo fijo y variable, en función de la preferencia del cliente. Y en Santander explican que si bien en la nueva producción ha dominado este año el tipo fijo, con alrededor del 80%, “en las últimas semanas, las solicitudes de hipotecas variables están aumentado respecto a meses anteriores”.



Source link