Madridimage

Madridimage

Concha Velasco recibe el alta hospitalaria tras varios días ingresada | Gente



Concha Velasco ya se encuentra de nuevo en la residencia de Madrid en la que vive y ha podido pasar la Nochevieja fuera del hospital. La artista, que el 29 de noviembre cumplió los 83 años, ha estado los últimos días de 2022 ingresada en un centro médico de la capital, y este sábado 31 de diciembre al mediodía recibió el alta, según ha confirmado a EL PAÍS su hijo, el dramaturgo y escritor Manuel Martínez, quien asegura que la actriz “está mejor” y que pudo celebrar con ella la llegada del nuevo año en la residencia.

Velasco, que en un principio su hijo presagió que iba a tener que dar la bienvenida a 2023 ingresada, arrastra distintos problemas de salud y movilidad por una artritis desde que se retirara de los escenarios, a finales de verano de 2021. Fue el propio Martínez quien el pasado 27 de diciembre comunicaba a través de su cuenta de Instagram que el estado de su madre se había debilitado y había tenido que ser ingresada en el Hospital Universitario Puerta de Hierro, en Majadahonda (Madrid). “Como sabéis, está enferma desde finales de verano de 2021. Durante los últimos tiempos se ha debilitado su salud de manera rápida y progresiva debido a su enfermedad”, informaba en su mensaje. Un ingreso que respondió a “directrices médicas”, y se decidió “con su aprobación y deseo”, según informó entonces Martínez.

La actriz, que en el año 2013 recibió el Goya de honor de la Academia de Cine, y también ha sido galardonada con la medalla al Mérito de las Bellas Artes (1987), la medalla al Mérito del Trabajo (2008) y el Premio Nacional de Teatro (2016), ha protagonizado un centenar de películas —iba para bailarina cuando le ofrecieron su primer papel protagonista en Las chicas de la Cruz Roja (1958)—, vive desde principios de 2022 en una residencia del centro de Madrid, según contó ella misma a la revista Semana. Entonces sus dos hijos —Manuel y el menor, Paco, fruto de su matrimonio con el productor teatral Paco Marsó, fallecido en noviembre de 2010— tomaron la decisión de trasladarla a un centro especializado. “Era una situación muy complicada por el gran grado de dependencia que tiene mi madre”, explicó el pasado mes de marzo Manuel Martínez a EL PAÍS. “Así que pensando en su estado de salud, desde hace semanas vive en una residencia”, dijo entonces, una forma de asegurarse que recibe cuidados las 24 horas del día. La misma residencia a la que ha regresado ahora tras su alta médica y en la que ingresó tras una decisión que se tomó también contando en todo momento con la aprobación de la artista.

“Toda nuestra familia, que es numerosa y espectacular, estamos apoyándola en este nuevo ingreso y confiamos en que, una vez que los médicos lo estimen oportuno, le den el alta pronto”, dijo su hijo cuando informó del empeoramiento de la salud de Velasco. Un deseo que se hizo realidad ayer. Aunque según informa 20 Minutos, medio que adelantó la noticia de su alta, durante los próximos días Concha Velasco precisará de oxígeno, por lo que los médicos desaconsejan largas conversaciones y esfuerzos y, por supuesto, el uso del teléfono móvil. Algo que ya apuntaba su hijo en su mensaje en las redes sociales, en el que pedía a los medios de comunicación que no telefonearan a la artista: “Se fatiga al hablar y necesitamos que esté tranquila”.

La actriz se ha labrado su carrera en el cine, el teatro y la televisión. Y también en la música, aunque ella nunca se consideró cantante, ha grabado ocho discos y en su repertorio destaca su canción La chica Yeye (1965), un auténtico himno para la liberación de la mujer de los años sesenta.



Source link