Madridimage

Madridimage

Copa Davis 2022: España se encasquilla ante Canadá | Deportes



Jarro de agua fría en La Fonteta. El equipo español de la Copa Davis perdió la serie contra Canadá (1-2) y, por tanto, se jugará a un cara o cruz contra Corea del Sur su acceso a la fase final de la Copa Davis, del 23 al 27 de noviembre en Málaga. Roberto Bautista comenzó con buen pie (3-6, 6-3 y 6-3 a Vasek Pospisil), pero las derrotas posteriores de Carlos Alcaraz (6-7(3), 6-4 y 6-2 ante Felix Augger-Aliassime) y del dúo formado por Marcel Granollers y Pedro Martínez (4-6, 6-4 y 7-5 favorable a Pospisil y Aliassime) obligan al conjunto de Sergi Bruguera a vencer en la última jornada de la fase de grupos. Mientras, este sábado (a partir de las 16.00, Movistar) se jugarán la otra plaza, también a un todo nada, Canadá y Serbia, que batió a los asiáticos (2-1).

Los canadienses suman dos victorias, así que podrían arrebatar a España el liderato del Grupo B. Todo dependerá de que ambas cumplan y de la calculadora. El equipo español firmó un pleno dos días atrás frente a Serbia (3-0), pero no pudo rendir a una adversaria que se revolvió desde el principio: Pospisil exigió sobremanera a Bautista, Alcaraz acusó la fatiga ante Aliassime y en el dobles, resuelto a las 00.50 y con media grada deshabitada, sucumbió a la arremetida final del dúo norteamericano. Toca, pues, un empujón final el domingo. En cualquier caso, la confrontación contra el equipo surcoreano no parece revestir demasiados riesgos, toda vez que la nómina española es claramente superior. Falta la rúbrica.

La grada de La Fonteta arengaba a Carlos Alcaraz al grito del “¡sí-se-puede!”, pero por mucho que el murciano remase y remase, y se resistiera con todo hasta el final, no hubo vuelta atrás. La versión más ardiente de Aliassime, gran protagonista , es algo así como un relámpago y el canadiense frenó la secuencia triunfal del español, quien después de enlazar siete victorias consecutivas en Nueva York encontró freno en su primera intervención esta semana, la segunda en la Copa Davis.

Poco que achacar al flamante número uno. Guerreó de inicio a fin, pero se topó con el Aliassime más incisivo, ese que corriente a favor y con la derecha caliente es capaz de todo. El canadiense, de 22 años y 13º del mundo, es un jugador guadianesco, todavía por explotar; crece y amaga, pero aún sigue siendo un tenista de momentos, de flashazos; a días impresiona, a días decepciona. No da aún con el término medio. Comparece en Valencia por la prematura eliminación en Flushing Meadows –de entrada había renunciado a la cita por equipos– y en la jornada del miércoles cedió contra Soonwoo Kwon, pero ante la gran cita se multiplicó. Esta vez, salió el sol para él.

El murciano: “Volvería a jugar”

Amargó el estreno de Alcaraz como nuevo jefe del circuito, el más joven (19 años) que ha coronado nunca la ATP. No termina de cogerle el pulso el español, que el año pasado tampoco pudo con él, precisamente en Nueva York, donde se retiró lesionado (cuando perdía por 6-3 y 3-1). Arrastra el chico un desgaste más que considerable, después de tres duelos a cinco mangas y el extra de la final de hace cinco días, y en los instantes finales lo acusó. Aun así, logró arrebatarle el primer parcial y rebatir el segundo; en el tercero, sin embargo, se le agotó la chispa y tras ceder el servicio a la primera, desperdició cuatro bolas de break que podían haber equilibrado el partido.

Pese a la efervescencia de Aliassime, el pulso transcurrió sobre un fino alambre, aunque el canadiense supo y pudo decantarlo a su favor. Impuso su electricidad y en los instantes en los que su rival intentó levantar la cabeza, tres opciones más de rotura al limbo, demostró que es un jugador que en plenitud puede llegar a tutear a cualquiera. A Alcaraz, además, le pesó lógicamente la transición: superficie y bolas distintas en un intervalo mínimo de tiempo, con apenas un par de entrenamientos en las piernas. Quemó zapatilla el murciano –literalmente, obligado a cambiarlas al agujerar la de apoyo en uno de sus deslizamientos– y lo intentó con todo, pero era la noche del inspiradísimo Aliassime.

“No venía en las mejores condiciones físicas ni mentales”, apuntó el novel jerarca del circuito. “Aun así creo que he hecho un buen partido y lo he dado todo. Me encontraba bien, pero no al cien por cien; he ido al límite todo el rato”, agregó; “pero volvería a jugar, por supuesto. Esto es la Copa Davis y a mí me encanta representar a España. He jugado contra un top-10 y le he tenido ahí. No me puedo reprochar nada”.

Antes de que se esfumase la primera opción de lograr la clasificación y el liderato, Bautista, que dos días atrás ya había arañado un punto contra Miomir Kecmanovic, remontó a Pospisil. El castellonense (34 años) prevaleció en el encuentro de veteranos, que el canadiense (32 y 141º del mundo) cerró con problemas físicos en el glúteo y acalambrado de una mano. No obstante, dispuso de una opción para haber abierto hueco en la manga definitiva, pero erró y en la réplica el español firmó el break que le devolvió el vuelo. Al cierre de la eliminatoria, el dúo canadiense remontó y obliga ahora a un empujón final en la resolución del domingo contra Corea del Sur.

ASÍ VA LA FASE DE GRUPOS DE LA DAVIS

A. C.

La fase de grupos de la Copa Davis se disputa a cuatro bandas, en cuatro sedes diferentes y con 16 equipos en liza. Las dos mejores de cada grupo se clasificarán para el desenlace del torneo, que tendrá lugar en el pabellón Martín Martena de Málaga en noviembre (del 23 al 27).

Grupo A (Bolonia): Italia (2), Suecia (1), Croacia (1) y Argentina (0).

Grupo B (Valencia): España (1), Canadá (1), Serbia (1), Corea del Sur (0).

Grupo C (Hamburgo): Australia (2), Alemania (2), Francia (0) y Bélgica (0).

Grupo D (Glasgow): Países Bajos (2), Estados Unidos (2), Kazajistán (0) y Reino Unido (0).

Resultados del 14 de septiembre: Italia, 2 – Argentina, 1; Croacia, 2 – Suecia, 1; España, 1 – Canadá, 2; Serbia, 2 – Corea del Sur, 1; Alemania, 2 – Bélgica, 1; Australia, 2 – Francia, 1; Países Bajos, 2 – Gran Bretaña, 1; Estados Unidos, 2 – Kazajistán, 1.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.





Source link