Madridimage

Madridimage

Detenido por causar una lesión medular un hombre que ya estuvo preso por dejar a otro parapléjico | España



La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 26 años acusado de haber apuñalado en el cuello a un padre que estaba buscando a su hija en la puerta de una discoteca de Umbrete (Sevilla). El detenido es reincidente y ya había estado en la cárcel entre 2016 y 2021 por apuñalar a otra persona, a la que dejó parapléjica, y recientemente causó una meningitis a otra persona tras propinarle un fuerte golpe en la cara, según ha asegurado el instituto armado. La detención, que se ha conocido este miércoles, aunque se produjo el pasado 26 de agosto, ha sido practicada en el municipio sevillano de Sanlúcar la Mayor.

El pasado 21 de agosto, el presunto delincuente apuñaló a la víctima en el cuello con una navaja, con la que le alcanzó las vértebras cervicales C-5 y C-6, según la nota de prensa de la Guardia Civil. Esto le provocó “una lesión medular aguda incompleta” que afectó a la movilidad de su brazo y pierna derechos. El hombre permanece aún ingresado en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla a la espera de evolución y del diagnóstico definitivo de las secuelas de las lesiones.

El motivo de la agresión está por determinar, pero se produjo durante una pelea a las puertas de una discoteca de Umbrete, según han contado fuentes de la Guardia Civil de Sevilla. En ese momento, la víctima buscaba a su hija menor de edad entre la multitud que se agolpaba ante el centro de ocio, cuando en medio de la trifulca fue apuñado en el cuello.

Este no es el único caso que se le imputa al detenido. El pasado 6 de agosto causó una fractura de nariz y pómulo a un joven en la localidad sevillana de Olivares, de la que es natural el apresado. El joven tuvo que ser trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen del Rocío por una meningitis aguda como consecuencia del golpe, y permaneció 15 días ingresado, tres de ellos en coma. Ya fue dado de alta y está pendiente de una operación.

El presunto agresor ya fue condenado en 2016 por apuñalar en Olivares a una persona que quedó parapléjica. Por este motivo, estuvo en prisión hasta el pasado mayo de 2021. No se conoce que tenga relación de ningún tipo con ninguna de sus víctimas.

En esta ocasión se enfrenta a un delito de homicidio en grado de tentativa, que puede conllevar entre 10 y 22 años de prisión. Además, se le suma otro delito de lesiones, ya que las víctimas han necesitado de intervención quirúrgica. Después de estos nuevos delitos, la jueza del Juzgado Mixto número 3 de Sanlúcar la Mayor decretó su ingreso inmediato en prisión sin fianza.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete



Source link