Madridimage

Madridimage

El Banco de España advierte de la “elevadísima inflación” y los desequilibrios financieros de Turquía, donde el BBVA tiene el 86% de Garanti | Economía



El Banco de España no quiere dar ni un paso en falso. En su labor supervisora, la institución que dirige el gobernador Pablo Hernández de Cos recoge en sus informes todos los riesgos que pueda haber en torno al sector financiero español. Prefiere pasarse para que, cuando vengan mal dadas, nadie pueda decir que no avisó. Entre los múltiples riesgos que señala en el Informe de Estabilidad Financiera de otoño, publicado este viernes, el banco advierte de las diferencias del negocio en los países emergentes: “En el caso de Turquía, la elevadísima inflación y la acumulación desequilibrios financieros son de especial preocupación”. Un aviso para el BBVA, la entidad española con un importante negocio en ese país, ya que posee el 86% del capital de Garanti.

En su análisis por países, el Banco de España se centra en los territorios donde tienen negocio las entidades españolas. “El endurecimiento generalizado de las condiciones financieras podría tener efectos particularmente adversos en aquellas economías emergentes con niveles de endeudamiento más elevados y con mayores necesidades de financiación externa. Entre los países de importancia sistémica para la banca española, destaca el caso de Turquía como uno de los países vulnerables”, recoge el documento.

El BBVA ganó 4.482 millones de euros hasta septiembre. De estos, 336 millones los aportó Garanti, un 42,3% menos que en el mismo periodo de 2021 en euros constantes (teniendo en cuenta el efecto divisa). Un retroceso que, sin embargo, se podía entender incluso como positivo. El motivo es el ajuste contable que realizó el grupo el pasado 28 de junio. Entonces, el banco reformuló sus cuentas con efectos del 1 de enero de 2022 al aplicar la contabilidad hiperinflacionaria en Turquía. Este ajuste supone un efecto negativo en su generación de beneficios (aunque no sobre el capital), un varapalo que se sentirá todo el ejercicio y que el grupo que preside Carlos Torres esperaba que redujese casi a cero el aporte a las ganancias.

Un informe de JPMorgan de la semana pasada también recogía los riesgos de la exposición del BBVA, en este caso tanto a Turquía como a Argentina. Son “dos países que se enfrentan a altas presiones inflacionistas y una macro desafiante”, afirmaba. En concreto, sobre la filial turca, señala el deterioro anotado. “El valor de mercado de BBVA Garanti está más de 2.000 millones de euros por debajo de su valor contable de 6.900 millones de euros”, dice JPMorgan. Por otro lado, Bloomberg Intelligence resalta algunos aspectos positivos como un coste de riesgo del grupo por debajo del nivel previsto, lo que le “permitiría aumentar el objetivo de rentabilidad”.

Por el lado menos amable están las dudas de si la entidad debía acometer la ampliación de capital que lanzó sobre su filial turca a final del año pasado —pagó 1.410 millones para elevar su participación hasta casi el 90%—, aunque la cúpula mantiene firme su apuesta. “El capital que consume la filial no rinde como nos gustaría, pero seguimos confiando en el potencial futuro que tiene”, aseguró Onur Genç, consejero delegado del BBVA, el 28 de octubre en la rueda de prensa de resultados. Y añadió en otra respuesta a los medios de comunicación: “Creemos que es una gran inversión, por eso la hicimos. Mirar los números de hoy y de este año, en nuestra opinión, no es la perspectiva correcta para valorar una inversión a tan largo plazo”.

El riesgo que recoge el Banco de España se debe principalmente a la inflación en Turquía, que se situó en el 85,5% interanual en octubre. Deutsche Bank, en un informe de su equipo de estudios, incide en el riesgo de las alzas de precios: “Observamos que las tendencias de la inflación en Turquía y Argentina siguen siendo inciertas”. Ese análisis va en línea con lo que recoge el Banco de España, que repasa también los números en lo que va de año. “Los resultados en el extranjero de las entidades españolas con más actividad internacional significativa mejoraron en comparativa interanual en el primer semestre de 2022. La mejora alcanzó a la mayoría de las principales geografías en las que desarrollan su actividad, exceptuando a Estados Unidos y Turquía, y siendo México [donde también está el BBVA] el país en el que más aumentó el beneficio”, añade el Informe de Estabilidad Financiera.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour

RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites



Source link