Madridimage

Madridimage

El Barça y la Premier agitan el mercado de fichajes en Europa | Deportes



El mercado de fichajes empezó en mayo con la llegada de Haaland al Manchester City y acabó con el regreso de Aubameyang a Londres para incorporarse al Chelsea después de que Mbappé decidiera permanecer en París y Lewandowski recalara en el Camp Nou. Las palancas del Barça activadas por su crítica situación económica y el dinero de la Premier han protagonizado una feria de la que ha sido sorprendentemente espectador Cristiano Ronaldo, el futbolista que desafió el reinado de Messi mientras estuvo en el Madrid. El club campeón de Liga y de Europa, a fin de cuentas, se anticipó a la partida de Casemiro hacia Mánchester con la incorporación de Tchouameni.

El plan del Madrid solo requería el cambio de alguna pieza mientras que el del Barça demandaba una transformación profunda a partir del ideario de un conocedor de la casa como Xavi. El equipo que heredó el técnico a finales de 2021 es muy diferente al que dirigirá en la temporada 2022-2023. Hoy se puede montar una alineación con las altas: Iñaki Peña (recuperado del Gatalasaray); Bellerín (Betis-Arsenal), Koundé (Sevilla), Christensen (Chelsea), Marcos Alonso (Chelsea); Kessié (Milan), Pablo Torre (Racing), Raphinha (Leeds) y Lewandowski (Bayern Múnich) además de volver a contratar a Dembélé y recuperar a Pjanic.

Han causado baja hasta siete de los 10 fichajes del pasado curso: Emerson, Kun Agüero, Demir, Adama Traoré, Alves, Luuk de Jong y Aubameyang. Quedan Eric García, Ferran Torres y Memphis después de fracasar su traspaso o cesión a la Juventus. Xavi ha sacrificado a Aubameyang, convencido como estaba de que era la mejor alternativa para Lewandowski, para ganar dos laterales como Marcos Alonso —hijo del Pichón Marcos— y Bellerín —que regresa al Camp Nou procedente del Arsenal—. La operación entre el Barça y el Chelsea por Aubameyang y Alonso se oficializará este viernes y ambos jugadores serían dados de alta con la carta de libertad por sus clubes respectivos, según el Barça. Los 14 millones que ingresará del Chelsea por la venta de Aubameyang en una operación que incluye a Marcos Alonso han de permitir adecuar el fair play financiero e inscribir a sus fichajes en la Liga.

También ayudarán a mejorar la política salarial del club y a recuperar el aval que el presidente Joan Laporta y el tesorero Ferran Olivé pusieron para dar de alta a Koundé, la rescisión del contrato de Braithwaite —incorporado por el Espanyol después de que el Barça abonara al jugador 400.000 euros por el finiquito—, y las cesiones de Dest al Milan y Abde a Osasuna además de la de Umtiti al Lecce. La posibilidad de prescindir de Alba quedó descartada por su negativa a jugar en el Inter —el jugador está especialmente dolido con el club—, de la misma manera que tampoco hubo manera de llegar a un acuerdo para rebajar los ingresos de los jugadores mejor pagados ni tampoco de vender a Frenkie de Jong para poder incorporar a Bernardo Silva, el jugador que Xavi consideraba clave para cuadrar su formación ideal después de una inversión total de más de 150 millones.

El verano en Mánchester ha estado tan agitado como en Barcelona en un año condicionado por el Mundial y por tanto por la necesidad de los internacionales de estar activos para participar en noviembre en el torneo de Qatar. La actividad del United ha estado marcada por cuatro asuntos: la tensión que provocó el deseo de Cristiano Ronaldo de dejar el club, todavía con un año por delante; la dificultad para contratar a un mediocentro de garantías; las informaciones sobre la venta del club y el horrible arranque de temporada en la Premier. Erik Ten Hag quería incorporar precisamente al azulgrana Frenkie de Jong, a quien había entrenado en el Ajax. Ante la negativa del neerlandés, exploró otras opciones como la de Rabiot con la Juventus, hasta que acabó por fichar a Casemiro.

El United pagó 70 millones de libras (82,4 millones de euros), 60 fijos y 10 en variables, por el brasileño, y acabó por romper la banca con las incorporaciones por 100 millones de Antony, otro de los antiguos pupilos de Ten Hag en el Ajax, además de Lisandro Martínez (57 millones), Malacia (15) y Eriksen. La crisis vivida después de perder con el Brighton y el Brentford se atenuó después ganar al Liverpool en Old Trafford e imponerse anoche al por 0-1 en cancha del Leicester.

Arthur al Liverpool

Tampoco le está siendo fácil a Klopp estabilizar al equipo de Anfield. El Liverpool pudo renovar a Salah y fichar a Darwin Núñez —también ha obtenido la cesión del exazulgrana Arthur Melo— después de prescindir de Mané, el nuevo delantero del Bayern Múnich de Nagelsmann en sustitución de Lewandowski.

Hasta el polaco llegó el efecto dominó provocado por Haaland. La llegada del noruego al City, así como la del argentino Álvarez, provocó las salidas de Sterling, que ocupa la plaza de Lukaku (Inter) en el Chelsea, y Gabriel Jesus, que se incorporó con Zinchenko al Arsenal de Arteta, el que fue ayudante de Guardiola y ahora lidera la Premier. Los millones de los ingleses y las hipotecas del Barça amenizaron de principio a fin el mercado hasta su fin el 1-S.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.





Source link