Madridimage

Madridimage

El Gobierno se lanza contra la gestión sanitaria de Ayuso y critica a Feijóo por cuestionar la democracia española en Argentina | España


Siempre hubo muchas dudas en el Gobierno de coalición sobre cómo enfrentarse a Isabel Díaz Ayuso, un fenómeno que en el Ejecutivo se asimila al de Donald Trump y que sistemáticamente busca la confrontación con Pedro Sánchez incluso llegando al extremo de señalar que el presidente, como el autócrata nicaragüense Daniel Ortega, quiere encarcelar a la oposición. El Gobierno ha decidido ahora salir en tromba contra Ayuso no tanto por sus exabruptos dialécticos, que también, sino sobre todo por su gestión de la sanidad, que le está desgastando hasta el punto de que se ha visto obligada a destituir al gerente adjunto de atención primaria mientras otros altos cargos dimitían en plena huelga de sanitarios. El Ejecutivo, que normalmente nunca entra en cuestiones de gestión de las autonomías desde la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, ha preparado este martes una serie de gráficos y datos, que ha exhibido la ministra de Sanidad, Carolina Darias, para demostrar que el problema de la sanidad madrileña no es que haya pocos médicos para poder ser contratados, como sostiene Ayuso, sino que ha habido un error de planificación del Gobierno de esta comunidad, que según La Moncloa ha ido en sentido contrario al de otras comunidades.

Darias primero reprochó a Ayuso, sin mencionarla, que se haya enfrentado a los sanitarios en vez de buscar un acuerdo con ellos. “Este Gobierno va a estar del lado de los profesionales sanitarios, que siempre han dado lo mejor de sí mismos. No vamos a estar con quien los señala ni quien los acusa. Cuando hay un conflicto hay que tender puentes y no echar gasolina”, ha señalado.

Pero después, la ministra ha tratado de desmontar los argumentos de Ayuso y responsabilizarla por los problemas en la atención primaria que está sufriendo Madrid. “Estamos haciendo un gran esfuerzo para reformar cada una de las capacidades de los profesionales, también el desarrollo profesional. Hemos incrementado la formación. Estamos revirtiendo los rectores que hizo el PP. Sabemos que tenemos que inyectar al sistema de salud más médicos. Una de las especialidades deficitarias es familia, y ahí vemos que hay un esfuerzo en toda España para incrementar los médicos de familia, excepto en Madrid. Esta comunidad es la antítesis de todo lo que se ha hecho en el resto de España”, ha asegurado Darias mientras mostraba un gráfico que avalaba esa afirmación.

“En todo el país desde 2018 [cuando llegó Pedro Sánchez al poder] ha ido aumentando un 36% la oferta en familia, pero en Madrid hay una disminución de un 2% de la oferta de plazas de medicina de familia y comunitaria. ¿Alguien entiende que Madrid no solamente no siga la estela sino que vaya a la contra? En sanidad hay que gestionar y planificar. En 2018 Madrid dejó 37 plazas sin ofertar”, ha rematado Darias.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

La ofensiva del Gobierno no es solo contra Ayuso y su gestión sanitaria. En la misma rueda de prensa, la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, también ha cargado contra Alberto Núñez Feijóo, el presidente del PP, por seguir la estela de cuestionamiento democrático de Sánchez que la presidenta de Madrid. Rodríguez ha reprochado a Feijóo que en un coloquio en Argentina con el alcalde Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, acusara al presidente de querer controlar las instituciones en España. “Es evidente que desprestigiar las instituciones en el interior es un sistema para ir cambiando el régimen democrático que se basa en una serie de contrapesos, con instituciones del Estado que han de permanecer gobierne quien gobierne”, dijo literalmente Feijóo. “No solo está hablando mal de España en el extranjero, sino que está poniendo en cuestión la democracia española. Podría hablar de que España es una democracia plena gracias a la lucha de nuestros abuelos, de crecimiento económico, de liderazgo en lucha contra el cambio climático. Pero ha decidido ir a otros países a hablar mal de España y cuestionar la democracia. España no merece a un partido en la oposición que crea que España no es una democracia. Feijóo se está viendo arrastrado por Ayuso, que le están llevando a las posiciones más extremas de la derecha o incluso de la derecha antidemocrática. Es muy grave que el líder de la oposición vaya fuera de nuestro país a poner en cuestión la democracia haciendo un llamamiento al odio”, le ha reprochado Rodríguez.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites



Source link