Madridimage

Madridimage

El K-4 español, campeón del mundo de piragüismo en Canadá | Deportes



El día en el que Asturias recuperaba el descenso del Sella, el K-4 masculino español formado por Saúl Craviotto, Marcus Cooper Walz, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade ha conquistado este sábado en Canadá la medalla de oro en la prueba de 500 metros en la modalidad de sprint olímpico. En la final, disputada en la tercera jornada del Campeonato del Mundo de piragüismo, en el Lago Banook de Halifax, lugar en el que nació el hockey sobre hielo, los palistas españoles se han impuesto por apenas cuatro décimas a la embarcación alemana, que le arrebató el oro a España en los Mundiales de 2019 y en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Con el resultado de este sábado, sin embargo, se confirma el cambio de tendencia que atraviesa el piragüismo mundial, pues el combinado nacional, aminorado bajo la sombra teutona durante el último lustro, ya había conseguido el oro en la Copa del Mundo de Racice (República Checa) el pasado mes de mayo. Entonces, Alemania fue cuarta, justo por detrás de Ucrania y Lituania.

En Halifax, la urbe canadiense con el puerto más grande en aguas del Atlántico, donde las temperaturas medias de agosto no llegan a los 20 grados, Craviotto, Cooper, Germade y Arévalo se han impuesto con autoridad a Alemania, segunda, pero también a Ucrania, tercera, y Eslovaquia, cuarta. El resto de finalistas, lejos de la embarcación española, han sido, por orden: Canadá, Francia, Portugal, Polonia y República Checa.

Éxito por partida doble

Minutos después del oro en el K-4, la pareja formada por Cayetano García y Pablo Martínez ha hecho lo propio en la modalidad de C-2, también en 500 metros, una prueba que será olímpica en París 2024. “Estamos en lo más alto, esto es lo que soñábamos en cada entrenamiento”, ha dicho García nada más tocar tierra, justo antes de abrazar a un Martínez exhausto y visiblemente emocionado, a lágrima viva.

La dupla española, cuarta en los últimos 250 metros de la prueba, tomó la cabeza en el esprint definitivo, los últimos 80 metros, y ya no fue sobrepasada, cruzando la línea de meta medio segundo por delante de la siguiente embarcación. La pareja polaca —Wiktor Glazunow y Tomasx Barniak— fue segunda y la dupla china —Hao Liu y Bowen Ji—, tercera.

En el K-2 200 femenino, una prueba excluida de los Juegos Olímpicos de París 2024, Teresa Portela y Sara Ouzande se han colgado la medalla de plata tras concluir su prueba final por detrás de la pareja húngara —Blanka Kiss y Anna Lucz— y justo por delante de la dupla local, formada por Andreanne Langlois y Toshka Hrebacka.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.





Source link