Madridimage

Madridimage

El ministro de Defensa estonio: “La frontera entre Rusia y Estonia es la de la civilización” | Internacional


Hanno Pevkur (Lisaku, 1977) repite tajante que Ucrania necesita más apoyo y que lo necesita ya. El ministro de Defensa de Estonia —uno de los países de la UE, junto a los otros dos bálticos y Polonia, más vocales en su sostén a Ucrania y en su reclamo de más sanciones a Rusia— ha participado en Bruselas en una reunión con sus homólogos de los Veintisiete en la que se ha dado el visto bueno final a la misión de la UE de entrenamiento militar para fuerzas ucranias. Horas después de la conversación con EL PAÍS, una explosión en suelo polaco en la que murieron dos personas causó una gran alarma. Ya desde Tallin, tras una reunión del Gobierno, Pevkur se muestra cauto sobre el incidente que la OTAN, Polonia y Estados Unidos achacan a un accidente causado por una batería antiaérea ucrania que trataba de frenar misiles rusos. Como la Alianza Atlántica, Varsovia y Washington responsabilizan al Kremlin por su guerra en Ucrania.

El titular de Defensa de Estonia, que se reunió en Bruselas con su homóloga española, Margarita Robles, para hablar de la presencia de fuerzas españolas en los bálticos y del futuro de las misiones europeas en el Sahel, cree que tras la derrota de Jersón y conforme se acerca el invierno Rusia busca “desesperadamente” una opción para negociar. “Pero solo lo hace para reorganizar sus tropas. Putin, en su mente, no puede perder y por eso tenemos que seguir ayudando y apoyando a Ucrania”.

Pregunta. ¿Qué información tiene sobre lo sucedido en Polonia?

Respuesta. Dos ciudadanos polacos han muerto a causa de la guerra en Ucrania y lo sucedido está relacionado con los ataques que Rusia realizó ayer [por el martes]. Sin embargo, es demasiado pronto para especular en este punto sobre las conclusiones finales. Estamos esperando la confirmación oficial de Polonia. Primero tenemos que aclarar los hechos y luego podemos tomar decisiones sobre los próximos pasos. Estamos en estrecho contacto con nuestros amigos polacos y recibimos más información cada hora.

P. ¿Cuáles son, en opinión de Estonia, los próximos pasos a seguir en la UE y la OTAN?

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

R. La decisión sobre lo que sucederá a continuación se tomará entre Polonia y todos los aliados de la OTAN; la respuesta será coordinada.

P. ¿El incidente en suelo polaco visibiliza aún más que el riesgo de escalada es muy real?

R. La escalada comenzó el 24 de febrero, y hay una amenaza constante desde entonces. El foco de nuestra atención debe estar en la guerra de Rusia contra Ucrania y en el bombardeo indiscriminado de infraestructura civil por parte de Rusia. Una vez más, demuestra que Ucrania necesita más asistencia militar para defender su independencia, soberanía e integridad territorial en todos los dominios militares.

P. ¿Sigue siendo férreo y unitario el apoyo de la UE de los Veintisiete o vemos ya fracturas?

R. El apoyo es claro y fuerte. En este momento, cuando estamos hablando, hay ataques aéreos sobre Ucrania y vemos que provienen de lo más profundo de Rusia, hasta de la región de Arjangelsk. Esto es una muestra más de que no podemos detener nuestro apoyo a Ucrania,

P. Con la batalla energética del Kremlin sobre la UE y a medida que la ciudadanía empiece a notar cada vez más en el bolsillo la inflación, ¿cree que esa solidaridad se tambaleará?

R. Es nuestro trabajo explicar por qué apoyamos y debemos seguir sosteniendo a Ucrania, porque esta es nuestra guerra también, es una guerra por un mundo basado en reglas. También en Estonia la inflación es de alrededor del 20% y es muy difícil. Mi propia factura del gas se ha multiplicado por 15. Ahora está un poco mejor, pero ha llegado a estar así, a ese precio. Todos estamos pagando un precio por lo sucedido, un precio muy caro, pero eso no significa que tengamos que ceder al chantaje de Rusia o que debamos parar de apoyar a Ucrania. Especialmente Estonia, especialmente el flanco este de la OTAN, porque somos la puerta principal de la Alianza Atlántica [ante Rusia].

Hanno Pevkur, ministro de Defensa de Estonia, durante la entrevista, el 15 de noviembre en Bruselas. delmi álvarez

P. Estonia es uno de los países que más se pronuncia sobre el apoyo a Ucrania. ¿Cómo está la situación, hay grandes desigualdades dentro de la UE en ese apoyo?

R. Depende de cada país decidir cuánto puede proporcionar y cómo, porque algunos Estados no tienen mucho poder militar para ofrecerlo, pero sí otras fórmulas, como apoyo económico. Tenemos diferentes encajes de sostén para Ucrania para que todos puedan encontrar la mejor solución para apoyar. Estonia ha apoyado a Ucrania aproximadamente con el equivalente a un 30% de su presupuesto de defensa anual, que es aproximadamente el 1% de nuestro PIB. Así que sí, somos líderes en el apoyo a Ucrania, pero aun así seguimos buscando nuevas opciones. Estamos ultimando un hospital militar de campaña, el tercero, junto a otros socios, y buscamos más. Estamos proporcionando entrenamiento a los soldados ucranios en distintos campos, alguno de ellos ‘especial’ y que no puedo revelar abiertamente, y entrenamiento adicional para combatir ataques cibernéticos. Estamos todos combatiendo por el mundo libre.

P. La contraofensiva ucrania en el flanco sur ha sido exitosa y se debe en gran medida a las armas occidentales. Ahora que la batalla está en un punto de inflexión tras la recuperación de Jersón, ¿cree que el apoyo seguirá fluyendo? ¿Hay que dar otros pasos?

R. Mientras Ucrania esté luchando por su libertad, tenemos que ayudar. Es así de simple. Cuando damos un [arma antitanque portátil] Javelin y se usa para derribar un tanque ruso, hay un tanque ruso menos tras la frontera de Estonia, de la UE y de la OTAN. Verdaderamente, creo que la frontera de Rusia con Estonia y otros países es en este momento la frontera de la civilización. En un lado, el ruso, no hay entendimiento ni respeto por los derechos humanos, ni por la libertad de las personas y la integridad; en el otro lado, entendemos qué significa la libertad. Esa es la diferencia y el por qué estamos ayudando a Ucrania.

P. Antes de esta guerra, Estonia, con frontera con Rusia y un largo historial de relación, alertó varias veces de la amenaza del Kremlin. ¿Cree que no se los escuchó?

R. Muchos líderes europeos han dicho varias veces que deberían haber escuchado a Estonia antes. En realidad, no es el momento de alardear de eso y no tiene sentido retroceder en el tiempo. Tenemos una guerra que ganar junto con Ucrania, ya que luchan no solo por ellos, sino también por el mundo libre y por cómo será la estructura de seguridad en Europa en las próximas décadas.

P. Ahora, con el foco de Moscú en la guerra en Ucrania, ¿continúa esa amenaza en Estonia?

R. Hoy no hay una amenaza inmediata en la frontera de Estonia. Sin embargo, todos entendemos que debemos mantenernos enfocados en seguir vigilando y analizando muy de cerca lo que sucede detrás de nuestras fronteras. Hemos aumentado nuestro gasto en defensa: durante los próximos cuatro años será, en promedio, cercano al 3% de nuestro PIB. Más de un 50% de esa financiación adicional se invertirá en aumentar nuestras capacidades de defensa, una cifra muy por encima del requisito de la OTAN del 20%. Desarrollaremos nuestras capacidades de fuego de largo alcance [Himars], de defensa aérea de medio alcance, misiles marinos, armamento antitanque y mucho más.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites





Source link