Madridimage

Madridimage

El tándem Junqueras – Rovira recibe el aval del 87% de la militancia para continuar liderando ERC | Cataluña



Oriol Junqueras y Marta Rovira tienen el aval mayoritario de la militancia de Esquerra Republicana de Catalunya para estar cuatro años más con el timón del partido. El 87% de los participantes de la consulta (3.747) ha votado por el tándem en la primera fase de un congreso, que se ha celebrado este fin de semana, y en el que participó la mitad del censo. El partido ha cerrado así filas con la dirección actual en un momento crítico para la formación: tiene el reto de hacer avanzar el Govern monocolor y en minoría y de revalidar el triunfo en las elecciones municipales del próximo año. La candidatura que encabezaban el presidente y la secretaria general era la única que había concurrido al proceso interno de ERC, donde también Pere Aragonès fue reelegido como coordinador nacional.

Los resultados muestran el control del tándem sobre la estructura de los republicanos, cuyas riendas tomaron en 2011 tras la debacle electoral de los republicanos tras el fin del Gobierno tripartito catalán con PSC e Iniciativa. En septiembre de 2019, presidente y secretaria general lograron su tercera reelección, con el 88% de los votos a favor y una participación del 57% de la militancia. En contraste con el último resultado, la participación cayó 7 puntos.

El sector crítico con la dirección, muy minoritario y agrupado en el Colectivo Primer D’Octubre, había sido incapaz de lograr articular una candidatura alternativa. Ese grupo, a diferencia de la dirección reelegida, defiende volver a los postulados unilaterales de 2017, justamente los que Junqueras y Rovira han aparcado para darle una oportunidad a la vía negociada.

La decisión de la militancia de los republicanos permite que tanto el actual presidente de los republicanos como la secretaria general superen el límite de 12 años al frente de la formación que originalmente fijaban los estatutos. Las normas internas fueron reformadas en el congreso de 2019, estableciendo la posibilidad de extender los mandatos de los altos cargos de la formación si no habían podido ejercer con plenitud su mandato por “desarrollar plenamente” a consecuencia de “causas ajenas a la organización” o a la voluntad de los líderes. Fue una cláusula con lo que la formación quería hacer frente a lo que llama “la represión” contra el independentismo. En ese momento Junqueras estaba en la cárcel, cumpliendo la sentencia del juicio al procés, y Rovira había huido a Suiza para evitar responder ante el Tribunal Supremo.

El resultado de la elección también consolida un modelo similar al PNV, donde el liderazgo institucional y el orgánico están divididos. “Volvemos a consolidar el crecimiento y el liderazgo de ERC, volvemos para ser más fuertes y con el mismo rumbo: una república catalana con todos y para todos”, ha dicho Junqueras a través de un comunicado tras conocerse los resultados.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete





Source link