Madridimage

Madridimage

Iberdrola invertirá más de 2.000 millones de euros en renovables en Australia | Economía



Iberdrola ha anunciado este lunes que invertirá entre 2.000 y 3.000 millones de euros en energías renovables en Australia. Con esta inversión, la energética española prevé duplicar su cartera en el país australiano y alcanzar una capacidad de generación de 4.000 megavatios (MW) en la región. La compañía pretende consolidar su papel en la transición energética del país, cuya producción de electricidad depende en gran medida de los combustibles fósiles, según ha explicado la compañía a través de una comunicación.

La inversión se centrará en proyectos de crecimiento renovable, como el parque solar de Avonlie, en el suroeste de Nueva Gales del Sur, el parque eólico de Flyers Creek, en el centro de Nueva Gales del Sur, y el complejo de energía renovable de Port Augusta, en Australia Meridional, el mayor parque híbrido eólico-solar del hemisferio sur.

El anuncio ha coincidido con la visita al país del presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, que se ha reunido con varias autoridades del Estado federal de Victoria. Galán ha aprovechado para señalar a Australia como un mercado clave y ha destacado el potencial de la región en materia de energías renovables.

Australia es un país exportador de combustibles fósiles — el primer exportador de carbón del mundo y el sexto de gas natural licuado — y, a su vez, un gran consumidor para su producción de electricidad. De acuerdo con los datos del Departamento de Cambio Climático, Energía y Medio Ambiente del Gobierno australiano, en 2021, la producción de electricidad del país dependió en un 71% de la quema de combustibles fósiles, principalmente de carbón (51%) y de gas (18%).

El mercado australiano se encuentra, sin embargo, en una etapa de transición. A principios de siglo, el carbón representaba más del 80% de la producción de electricidad del país oceánico. El año pasado, un 29% provino de fuentes renovables (12% solar, 10% eólica y 6% hidráulica). Para adaptarse a esta transición, las infraestructuras de trasmisión tendrán que ampliarse drásticamente para captar los recursos eólicos y solares y transportar la energía a los centros de población situados en la costa, afirma la compañía en su comunicado.

Iberdrola ha realizado una fuerte apuesta por el mercado energético australiano desde 2020 con la adquisición de Infigen Energy, la principal empresa de energía renovable de Australia. Esta última operación se suma a la adquisición por parte de la energética española de los derechos del mayor parque eólico del mundo en Mount James, al noreste del país, con una capacidad de 1.000 MW, la central fotovoltaica Broadsound, de 360 MW, en Queensland y la inversión en un negocio de soluciones inteligentes, Autonomous Energy.



Source link