Madridimage

Madridimage

IBM se suma a la ola de despidos tecnológicos con un recorte de unos 3.900 empleos | Economía



IBM es la última de las grandes empresas tecnológicas en sumarse a la ola de despidos que sacude al sector. La compañía, que ha presentado unos resultados de cierre de 2022 con un aumento de los ingresos del 5,5%, hasta 60.530 millones de dólares y una caída de beneficios del 71%, hasta 1.639 millones, por culpa de un cargo extraordinario para pensiones, se dispone a recortar un 1,5% su plantilla.

El director financiero, James Kavanaugh, ha declarado el miércoles en una entrevista citada por Bloomberg que los recortes ascenderán a una cifra “aproximada” de 3.900 personas. Los recortes se centrarán en los trabajadores que queden tras la escisión de las unidades Kyndryl (infraestructuras tecnológicas) y Watson Health (salud). Los despidos costarán a la empresa unos 300 millones de dólares. IBM todavía espera contratar en las “áreas de mayor crecimiento”, ha dicho Kavanaugh.

“Nuestro sólido comportamiento en el cuarto trimestre coronó un año en el que crecimos en ingresos por encima de nuestro modelo de un dígito medio. Los clientes de todas las geografías adoptaron cada vez más nuestras soluciones de nube híbrida e inteligencia artificial, ya que la tecnología sigue siendo una fuerza diferenciadora en el entorno empresarial actual”, ha señalado Arvind Krishna, presidente y consejero delegado de la empresa en el comunicado de resultados. “De cara a 2023, esperamos un crecimiento de los ingresos de todo el año coherente con nuestro modelo de un dígito medio”, es decir, del 5%, según ha añadido.

IBM espera que el flujo de caja libre de este año sea de 10.500 millones de dólares. Tanto el crecimiento de los ingresos como el de la generación de caja se sitúan por encima de las previsiones que manejaban los analistas.

La compañía con sede en Armonk (Nueva York) ha visto frenarse sus ingresos en el cuarto trimestre, que se quedaron en 16.690 millones de dólares, 5 millones menos que el año anterior, debido sobre todo a la fortaleza del dólar, que hace que los ingresos en otras divisas se traduzcan en una menor cantidad al convertirse a la divisa estadounidense. Los ingresos de las principales divisiones (software, consultoría e infraestructuras) crecieron y son los otros ingresos los que han lastrado el total.

Krishna ha estado intentando reorientar Big Blue desde su negocio tradicional de infraestructuras y servicios de tecnología de la información hacia el mercado de rápido crecimiento de la computación en nube, que se ha convertido en el motor de los ingresos. Los ingresos de la nube híbrida ascendieron a 22.400 millones de dólares en 2022, un 11% más que un año antes (y un 17% sin contar el impacto cambiario).

Alphabet, la matriz de Google, suprimirá alrededor de 12.000 puestos de trabajo en todo el mundo, cifra próxima al 6% de la plantilla, para abordar el debilitamiento de las condiciones económicas. Microsoft ha anunciado el recorte de unos 10.000 empleos y a principios de año Amazon elevó su cifra de despidos a unos 18.000 trabajadores. El año pasado, Meta anunció un recorte de plantilla de 11.000 personas. De las cinco mayores tecnológicas, solo Apple ha escapado por ahora a un recorte masivo de plantilla.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour

RECÍBELO



Source link