Madridimage

Madridimage

Indiana se convierte en el primer Estado que prohíbe el aborto tras la sentencia del Tribunal Supremo de EE UU | Sociedad



Indiana se convirtió el viernes en el primero de los 50 Estados de EE UU en aprobar una ley para restringir el acceso al aborto después de que el Tribunal Supremo revocara el fallo de 1973, conocido como Roe contra Wade, que protegía ese derecho a nivel federal.

El proyecto de ley ha sido firmado por el gobernador del Estado, Eric Holcomb, y entrará en vigor el 15 de septiembre. La iniciativa fue rechazada en bloque por los demócratas de las dos cámaras del parlamento estatal, pero pudo ser aprobada porque los republicanos tienen mayoría en Indiana, un Estado donde el 72% de la población es cristiana, de acuerdo a datos del Centro Pew. Un total de 28 senadores han apoyado la medida, frente a los 19 que se han manifestado en contra. Mientras, en la Cámara de Representantes, 62 miembros han votado a favor y 38 la han rechazado. “Estas acciones siguieron a largos días de audiencias llenas de testimonios personales y aleccionadores de ciudadanos y representantes electos sobre este tema emotivo y complejo. En última instancia, esas voces dieron forma al contenido final de la legislación y sus excepciones cuidadosamente negociadas para abordar algunas de las circunstancias impensables que una mujer o un niño por nacer podrían enfrentar”, ha explicado Holcomb en un comunicado.

Los republicanos de Indiana llevaban semanas trabajando en este proyecto de ley, pero estaban divididos: una mayoría quería prohibir completamente el aborto mientras que una minoría creía que debían establecerse algunas excepciones en caso de violación o incesto. Finalmente, se incluyeron excepciones por violación, incesto y también en caso de que el feto tenga anormalidades que hagan imposible su supervivencia o esté en peligro la vida de la madre. Hasta ahora, el aborto era legal en Indiana hasta las 22 semanas de gestación.

Esta nueva legislación marca que los abortos únicamente se puedan realizar en hospitales, por tanto, haciendo que las clínicas abortivas pierdan su licencia, según ha informado el medio ABC News.

A finales de junio, el Tribunal Supremo, de mayoría conservadora, revocó Roe contra Wade con lo que acabó con la protección federal al aborto y dio permiso a los Estados para fijar sus propias reglas. La decisión de Indiana se produce después de que esta semana los votantes de Kansas votaran en un referéndum abrumadoramente a favor de mantener intacto el derecho al aborto tal y como está regulado actualmente en la Constitución del Estado, en lo que fue una sonada derrota para los conservadores. Otros nueve Estados de EE UU cuentan con leyes que prohíben casi de manera total el aborto, según el Instituto Guttmacher, dedicado a la investigación de derechos reproductivos.



Source link