Madridimage

Madridimage

Inter-Barça: solo cabe uno | Deportes



Un doble partido contra el Inter —como si se tratara de una eliminatoria de ida (este martes en Milán, 21.00) y vuelta (el miércoles 12 en el Camp Nou), y no una liguilla que cuenta además con el Bayern y el Viktoria Plzen— marcará el futuro del Barça. La situación deportiva y económica exige a los azulgrana superar una fase de grupos que tiene como líder al campeón de Alemania. Europa ha sido el muro del barcelonismo desde la conquista de Berlín en 2015. Aquel año empezó un calvario continental para un equipo que en enero de 2020 llegó a despedir a su entrenador, Ernesto Valverde, cuando era líder de la Liga, torneo que el hoy técnico del Athletic había ganado en la 2017-2018 y 2018-2019.

La quimera por la Champions era tanta que el campeonato español se daba por descontado en el Camp Nou. Quique Setién, el sustituto de Valverde, también mantuvo a los barcelonistas como primeros hasta el 20 de junio de 2020. No es una fecha cualquiera si se tiene en cuenta que desde entonces el Barcelona no había vuelto a ser el líder de la Liga. Ahora, 91 jornadas más tarde, presume de encabezar la tabla porque, a pesar de tener los mismos puntos que el Madrid, ha marcado (19) y encajado menos goles (1). Le avalan el portero menos batido (Ter Stegen) y el Pichichi de Lewandowski (nueve tantos). El liderato sabe a gloria en el Camp Nou.

Una vez recuperada la competitividad en la Liga, los azulgrana aspiran a volver a ser alguien en la Champions. La bandera ya no la lleva Messi sino Lewandowski, el técnico es Xavi y el presidente, Laporta. No interesa el pasado reciente sino el lejano que empezó precisamente con Laporta. Y quienes han ganado el título saben que la Champions se juega a un ritmo y con un código diferentes a la Liga. Así se constató en Múnich después de un muy buen partido del Barcelona: 2-0. La derrota exige ahora superar a un Inter que cedió también ante los alemanes en San Siro por 0-2.

Los resultados aseguran que los italianos pasan por un mal momento: han perdido y ganado los mismos partidos en su campeonato (4) y están a ocho puntos del líder, el Nápoles. Tienen lesionados además a jugadores muy importantes, como Brozovic y Lukaku. Tampoco es seguro que pueda jugar Lautaro Martínez. Los azulgrana, sin embargo, no se fían del equipo de Simone Inzaghi. “Forman un muy buen bloque, juegan directo y vertical, y son fuertes físicamente. No podemos dejar que corran”, advirtió Xavi. Alcanza con recordar la excelente confrontación que la temporada pasada libraron ante un Liverpool que acabaría por disputar la final con el Madrid.

“La Champions es un torneo de detalles y momentos”, insistió Xavi. “Tenemos que demostrar nuestra personalidad, arriesgar, ser valientes”, cerró el entrenador del Barcelona. Las ausencias de Araujo, Koundé, Bellerín y Frenkie de Jong complican los planes del técnico azulgrana, sobre todo en la posición del lateral derecho, circunstancias que podría llevar a Xavi a disponer una defensa de tres centrales al igual que el Inter. Nadie duda en cualquier caso de la vuelta de Marcos Alonso, que ya fue titular en Múnich. “No sería la primera vez que juego de central por la izquierda”, afirmó el defensa que el Barcelona fichó en verano del Chelsea.

“El City, el Bayern y el Barcelona son los equipos que mejor juegan ahora mismo”, respondió cortesmente Inzaghi. “Tenemos por tanto una oportunidad única para reivindicarnos”, agregó. “Jugaremos con todas nuestras fuerzas y esperamos golpear en el momento oportuno al Barça”. Aunque desde posiciones diferentes en sus ligas, los dos equipos no tienen margen de error; solo cabe uno de los dos en la Champions.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites





Source link