Madridimage

Madridimage

Junts acepta ahora sacrificar a Jordi Puigneró para mantenerse en el Gobierno catalán | Cataluña



Junts per Catalunya altera a la baja sus demandas para tratar de mantener la presencia en el Gobierno catalán. Jordi Puigneró, vicepresidente que fue cesado por Pere Aragonès la semana pasada, ha revelado que el partido ha sacado su restitución del pliegue de peticiones que ha mandado a Esquerra para reconducir un pacto de gobierno que está al límite. “No quiero ser un escollo”, ha apuntado Puigneró este lunes, en una entrevista a RAC1. Pese a la marcha atrás de Junts sobre la rehabilitación de su máximo cargo dentro del Ejecutivo, Esquerra sigue mostrando poca predisposición a pacificar las relaciones. “Ya sabemos que la respuesta es no”, ha apuntado Puigneró.

Tras la profunda crisis que se abrió la semana pasada entre los dos socios independentistas, Junts anunció que entregaría una propuesta negociadora a ERC para recoser la sutura. El partido de Carles Puigdemont exige a ERC diseñar una dirección común del independentismo, articular un frente común en el Congreso y centrar la mesa de diálogo con el Gobierno en tratar la autodeterminación y la amnistía de los afectados por causas judiciales derivadas del procés. El partido incluyó en el paquete negociador la restitución de Puigneró, una reclamación que desde ERC se interpretó como un desafío a la autoridad del president. “Lo importante son los tres puntos”, ha alegado este lunes Puigneró, que no ha ocultado su escasa confianza en poder llegar a un acuerdo: “He llegado a la conclusión que ERC no quiere que estemos en el Govern”.

Aragonès ha tomado personalmente las riendas en la gestión del conflicto y ha dado muestras de no querer aceptar ninguna condición por parte de los posconvergentes. Aragonès consideró como una línea roja que en el pleno del Debate de Política General de la semana pasada, el presidente del grupo parlamentario de Junts, Albert Batet, le desafiara a plantear una cuestión de confianza para evaluar con qué apoyos cuenta ahora en el Parlament.

Mientras, la consejera de Acción Exterior, Victòria Alsina, se ha afiliado a Junts este fin de semana con la voluntad de poder incidir activamente en la estrategia del partido y de reforzar la facción que apuesta por permanecer en el Govern. Por primera vez, Alsina podrá participar hoy en la reunión ejecutiva de la formación en calidad de consejera militante. La consejera está dispuesta a hacer campaña activa para convencer a la militancia que Junts tiene que quedarse en el Govern. Los próximos jueves y viernes, las bases de Junts están llamadas a participar en una consulta parar pronunciarse sobre si el partido debe romper definitivamente el pacto de gobierno con ERC.

Por su parte, la consejera de Investigación y Universidades,Gemma Geis, ha asumido este lunes las funciones que dejó vacantes Jordi Puigneró al ser destituido como vicepresidente del Govern y consejero de Políticas Digitales y Territorio de la Generalitat.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal





Source link