Madridimage

Madridimage

La elevada compensación al gas castiga a los nuevos clientes del mercado libre | Compañías






El mecanismo de limitar el impacto del gas en el precio del mercado mayorista eléctrico ha permitido recortar los precios un 20% desde mediados de junio, y la UE estudia permitir en otros mercados. Pese a ello, este sistema obliga a compensar a las centrales térmicas de gas natural, cuyo precio de oferta en el mercado energético está intervenido. A medida que el precio del gas sube, esta compensación crece.

Así, en el mes de junio esta compensación fue, de media, de 76 euros por megavatio hora (MWh). En el arranque de agosto superó los 100 y en la últimas semana, coincidendo con los récords del gas, alcanza los 250 euros. Dado que esta compensación no la pagan todos los clientes, su aumento condiciona el mercado minorista. Están exentos los clientes del mercado libre con tarifa fija si la contrataron antes del 26 de abril. Quien firmara después de esa fecha ya está viendo en su factura el impacto de la compensación, al igual que los clientes del mercado regulado (que pagan el PVPC). Estos últimos, con todo, son los beneficiarios del tope al gas y salen ganando respecto a la situación previa. En España, unas tres cuartas partes del mercado eléctrico son contratos en el mercado libre.

El recargo variable empezó a aplicarse desde el 15 de junio y las grandes empresas se han adaptado a la medida para actualizar los contratos que vencen. Desde Iberdrola explican que “a los clientes que terminan su contrato y se les va a hacer un ajuste de los precios se les envía una carta con un mes de antelación”. En ella, se informa de sus nuevos precios y que a estos, además, hay que añadirle el concepto regulado del RDL 10/2022 conocido como el tope al gas.

Según fuentes del mercado, la parte correspondiente a los precios de la energía en las tarifas de mercado libre se ha incrementado en una media del 20-25% en el último año en España, frente al 75% que ha subido la energía en el mercado regulado. Solo tienen esta opción ocho comercializadoras: Iberdrola, Naturgy, Repsol, Baser, CHC COR, Energía Ceuta XXI, Teramelcor o Endesa. Para Endesa, el 60,4% de clientes estaban a finales de julio en el mercado libre y el resto (el 39,6%), en el regulado. La inmensa mayoría de los clientes del mercado libre (más del 90%) tiene una tarifa fija. La empresa aplica el nuevo recargo a medida que vencen los contratos, cuando cambian sus condiciones o si al mercado regulado.

De cara al futuro, todo depende de los precios del gas y de los patrones de consumo. Si el gas sigue caro y se consume mucho, la compensación seguirá siendo alta y castigará a los nuevos clientes del mercado libre. En todo caso, el Gobierno prevé cambiar las condiciones del tope al gas. Ahora sitúa el límite en en unos 40 euros/MWh. Este límite durará seis meses y luego suibirá hasta llegar a 70 euros. No obstante, Manel Sanchez, CEO de la consultora Menta Energía, asegura que supondrá un “drama si no se prorroga la medida de contención de precios de gas”.

La visión de los expertos

Manel Sánchez, CEO de Menta Energía, explica el procedimiento para el control del pago al tope del gas: “Las empresas tuvieron que enviar un listado de clientes a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Esta la supervisó y con esta información previa se hace una criba de cuántos se verían beneficiados”. ¿Y de cuánto será el incremento en las tarifas libres? Tomás Mata, del departamento de compras de la consultora Tempos Energía, señala que depende del gas: “Se basa en el mercado a futuro. Si te proponen un contrato de un año es porque compran la energía para ese tiempo”. Además, el precio del mecanismo está condicionado por el precio del combustible, pues habrá que compensar a las centrales de cogeneración y a los ciclos combinados.



Source link