Madridimage

Madridimage

La jurista Síofra O’Leary, primera mujer en presidir el Tribunal Europeo de Derechos Humanos | Internacional



La jurista irlandesa Síofra O’Leary ha sido elegida presidenta del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) con sede en Estrasburgo (Francia). O’Leary, de 54 años, con una larga trayectoria en justicia europea, se convertirá en la primera mujer al frente del organismo que interpreta el Convenio Europeo de Derechos Humanos desde su creación, en 1959. Esta decisión llega después de que en 2020, también por primera vez, una mujer ocupara otro puesto clave en esta institución, la secretaria principal.

El TEDH ha sido recientemente protagonista de una de las últimas polémicas en las que se vio inmerso el Gobierno del ya ex primer ministro británico Boris Johnson. Este órgano vetó la decisión británica de deportar inmigrantes a Ruanda, una medida que fue duramente criticada también por ONG y la Iglesia anglicana.

O’Leary, que ya representaba a Irlanda en el TEDH desde 2015 y además ejercía como vicepresidenta, sustituye al islandés Robert Spano, que ha cumplido un mandato de nueve años. La presidencia del Tribunal es elegida por los 46 jueces de la corte (uno por país miembro del Consejo de Europa), y además de las funciones de representación, tiene como misión presidir las audiencias de la Gran Sala, que trata los casos más sensibles del tribunal de Estrasburgo. De los 46 jueces del Tribunal, 14 son mujeres.

Nacida en Dublín, primero estudió Derecho Civil en la capital irlandesa y luego se doctoró en Derecho Europeo en Florencia. Ha trabajado como investigadora en la Universidad de Cádiz y luego en Londres, Cambridge y Dublín. Tiene, además, una larga experiencia en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Luxemburgo, donde fue jefa de gabinete y jefa de unidad entre 1996 y 2015.

La jueza irlandesa llega a un Tribunal Europeo con cambios. Desde la semana pasada, Rusia está formalmente fuera de la corte y la ciudadanía rusa ha dejado de estar cubierta por la protección del TEDH. Moscú, que se unió en 1996 en esta organización para la defensa de los derechos humanos, ha sido uno de los países con más incumplimientos de las sentencias de la corte de Estrasburgo.

La salida del país euroasiático, excluida en marzo por la invasión a gran escala sobre Ucrania, deja pendientes más de 17.000 demandas contra Rusia en el TEDH. Antes de la exclusión por la guerra, Moscú había coqueteado muchas veces con la idea de abandonar por sí misma un tribunal que se había convertido en prácticamente el único recurso para temas sociales de calado (como los de violencia machista) y de la oposición. Una corte que no hacía más que tirarle de las orejas en casos sonadísimos, como el planteado por el opositor Alexéi Navalni, hoy preso por una condena que Estrasburgo ya determinó fraudulenta y políticamente motivada en una de sus sentencias.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

O’Leary presidirá el tribunal a partir del 1 de noviembre, cuando toma posesión del cargo, una organización con un juez menos, el de Rusia, que no ha participado ya en la votación de la nueva presidenta.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.





Source link