Madridimage

Madridimage

La ley de familias incluye un permiso retribuido de cinco días al año para trabajadores por cuidado de convivientes | Sociedad



La ley de familias pasará por el Consejo de Ministros la próxima semana, han informado este jueves fuentes del Ministerio de Derechos Sociales, que prepara la norma desde hace meses. Entre las principales medidas se incluye la ampliación de la prestación de 100 euros al mes para madres con niños de 0 a 3 años, que actualmente perciben solo las madres trabajadoras y que con la norma podrán solicitar más familias; un permiso de cinco días al año que será retribuido y del que los trabajadores podrán disponer para el cuidado de convivientes o familiares de hasta segundo grado de consanguinidad (como abuelos o nietos) y la equiparación de derechos de los hogares monoparentales con dos hijos con las familias numerosas. La aprobación de esta norma, que ha sido incluida como uno de los hitos comprometidos con la Unión Europea en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, acumula varios retrasos, el último, cuando los dos socios de Gobierno se comprometieron a que llegara a Consejo de Ministros a lo largo del pasado octubre.

En España, las estructuras familiares han ido evolucionando más rápido de lo que lo ha hecho las leyes. Ya en el acuerdo de Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos se recogía la aprobación de legislación que reconociera la diversidad familiar, y la OCDE también lo recomendó en un informe técnico encargado por el Ministerio de Derechos Sociales, en el que el organismo instaba a España a explorar la aprobación de una prestación universal por crianza, como tienen muchos países del entorno, y afeó la escasa inversión en protección de la familia y la infancia en el país (en 2019 fue del 1,3% del PIB, frente a un promedio del 2,3% en la UE).

Este era el planteamiento de la ministra del ramo, Ione Belarra, que en los últimos meses ha repetido en numerosas ocasiones su propuesta. En la negociación de los Presupuestos Generales del Estado de 2023, sin embargo, no se llegó tan lejos y se logró la ampliación de la actual prestación (una deducción fiscal) de 100 euros al mes que perciben las madres trabajadoras con niños de 0 a 3 años a madres que estén cobrando una prestación por desempleo o que hayan trabajado al menos 30 días desde el nacimiento del bebé. Quedaban fuera las inactivas y quienes perciban el complemento de infancia del ingreso mínimo vital (una ayuda también de 100 euros para menores de 0 a 3 años). Ahora, según informan fuentes del ministerio, la ley de familias incluye precisamente la medida negociada en las cuentas de 2023.

La ley también incluirá nuevos permisos para el cuidado. En primer lugar, uno retribuido de cinco días al año, como establece la directiva europea de conciliación, aunque no llega a los siete días que Belarra había anunciado que quería que alcanzara. Podrán acogerse a él los trabajadores que deban atender a convivientes o familiares de hasta segundo grado de consanguinidad. Actualmente, la legislación española solo contempla para el trabajador dos días de permiso retribuido por motivos como fallecimiento o enfermedad grave de parientes de hasta segundo grado. Además, también se prevé un permiso parental de ocho semanas que podrá disfrutarse de forma continua o discontinua hasta que el menor cumpla ocho años. Este permiso no será retribuido.

La normativa incorpora además nuevos derechos para familias monomarentales. Los hogares con dos hijos serán considerados numerosos, con los consiguientes beneficios fiscales y otras ayudas que conlleva, igual que también lo serán las familias con dos hijos encabezadas por una víctima de violencia de género o un cónyuge que haya obtenido la guardia y custodia exclusiva sin derecho a pensión de alimentos y las familias con dos hijos donde un ascendiente o descendiente tenga discapacidad.



Source link