Madridimage

Madridimage

La nieta de Biden se casa en la Casa Blanca | Gente



La nieta del presidente de Estados Unidos Joseph Biden, Naomi Biden, se ha casado este sábado con su prometido, Peter Neal, en la Casa Blanca, en una ceremonia privada y cerrada a la prensa. Se trata de la décimo novena ocasión en la historia de la residencia presidencial en la que acoge una boda, que en esta ocasión abre un fin de semana lleno de festejos para el jefe de Estado de la primera potencia mundial: este domingo celebrará su 80 cumpleaños tras unas elecciones legislativas en las que los resultados han sido mucho más favorables para su Partido Demócrata de lo esperado.

La novia, de 28 años, es abogada de profesión, empleada en un destacado bufete en Washington. Su flamante marido, de 25 años, se graduó hace poco en Derecho y trabaja en el Centro de Leyes sobre Seguridad Nacional de la Universidad de Georgetown. Ambos se conocieron en 2018 y desde agosto han estado residiendo en la Casa Blanca.

Naomi es, quizá, la más ligada a su abuelo entre los nietos del presidente estadounidense. Ella fue quien convocó la reunión familiar que acabaría decidiendo al entonces exvicepresidente presentarse a las elecciones de 2020 para derrotar al republicano Donald Trump.

“Ha sido una alegría ver crecer a Naomi, descubrir la persona que es e irse abriendo un camino increíble por ella misma”, han indicado el presidente y la primera dama, Jill Biden, en un comunicado este sábado. “Ahora nos llena de orgullo verla escoger a Peter como su marido y nos honra darle la bienvenida a nuestra familia. Les deseamos unos días llenos de risas y un amor que se haga más profundo con cada año que pase”.

Naomi Biden es hija de Hunter Biden, hijo del presidente estadounidense, y de la primera esposa de éste, Kathleen Buhle. La ceremonia del enlace tuvo lugar en el jardín Sur de la Casa Blanca -una zona de la residencia donde hasta ahora no se había oficiado ninguna boda-, en una mañana fresca pero muy luminosa en Washington. A continuación se celebraba un banquete nupcial en el interior de la residencia para los familiares y amigos más íntimos de los novios. La gran celebración, con baile incluido, se reservaba para la tarde noche, según la portavoz de la primera dama, Jill Biden. La familia correrá con los gastos del festejo al tratarse de un acontecimiento privado, ha puntualizado.

Aunque no había prensa presente, por expreso deseo de los novios, fuentes conocedoras de los detalles indicaron a la cadena de televisión CNN que la novia fue acompañada al altar por sus padres a los acordes de Bitter Sweet Simphony, de The Verve. La novia lucía un vestido de Ralph Lauren, de manga larga, encaje en el escote, con velo y cola.

Los novios escribieron sus propios votos. En la ceremonia se leyó el poema I carry your heart with me, de E.E Cummings; el padre del novio, William Neal, interpretó una canción, acompañado por un coro. Escoltaban a la novia sus hermanas Finnegan y Maisy Biden y su cuñada Katherine Neal, como damas de honor. Actuaba como padrino del novio el hermano de éste, Robert Neal.

Desde que la Casa Blanca se estrenó en 1800 como residencia presidencial para acoger a John Adams, la gran mayoría de las bodas que se han oficiado en su recinto han correspondido a familiares del jefe de Estado de turno, como en el caso de Naomi Biden. En una sola ocasión el novio ha sido el propio presidente: Grover Cleveland, que prometió el “hasta que la muerte nos separe” con Frances Folsom en 1886, en la sala Azul de la vivienda.

La primera novia que se desposó en el número 1600 de la avenida Pennsylvania fue Lucy Payne Washington en 1812, hermana de la primera dama Dolley Madison, que se casó con el juez Thomas Todd. Casi dos siglos más tarde, en 2008, tenía lugar en la residencia presidencial la última fiesta de boda hasta ahora de un familiar presidencial: la de Jenna Bush, hija del presidente George W Bush, y su esposo Henry Hager. En este caso, solo se celebró el banquete y el festejo nupcial en la Casa Blanca. La ceremonia se había oficiado en el rancho de los padres del novio.

La última boda de la que la residencia había sido testigo hasta el momento había ocurrido durante el mandato del presidente Barack Obama en 2013, cuando se casaron en su recinto el fotógrafo oficial de la Casa Blanca, Pete Souza, y su novia, Patti Lease, en los jardines de la Rosaleda, junto al ala Oeste.



Source link