Madridimage

Madridimage

La UE lidera la investigación en hidrógeno y España despunta en sus aplicaciones renovables | Economía



El hidrógeno es una de las principales apuestas de la política energética en Europa. Resulta evidente en un repaso a decisiones recientes, como la construcción de un tubo submarino que unirá España y Francia y transportará dos millones de toneladas al año. Hay otros muchos indicios, como un estudio de la Oficina Europea de Patentes (OEP) y la Agencia Internacional de la Energía (AIE) publicado este martes que analiza las solicitudes de patentes relacionadas con esta tecnología. Indica que el 28% proceden de países de la Unión Europea, frente al 24% de Japón y el 20% de Estados Unidos.

El estudio analiza las patentes registradas entre 2010 y 2020, así que no recoge el efecto de la invasión rusa de Ucrania y la crisis energética que ha desatado. “Todavía es pronto para saber si la invasión de Ucrania se está traduciendo en más investigación [en tecnologías de hidrógeno], pero sí tenemos la percepción de que puede estar pasando”, explica Luis Berenguer, portavoz de la OEP. En 2020 hubo 500 patentes sobre hidrógeno, unas 200 más que una década antes.

Europa aspira a ser neutra en emisiones en 2050 y por ello incentiva el hidrógeno azul (que emite gases de efecto invernadero que se capturan y almacenan) y, sobre todo, el verde, que se obtiene mediante electrólisis, un proceso que aplica una corriente eléctrica para dividir el agua en hidrógeno y oxígeno. El estudio señala el liderazgo de España en este apartado: las tecnologías de hidrógeno respetuosas con el medio ambiente significaron el 76% de las patentes derivadas de hidrógeno en España entre 2010 y 2020, por encima de otros países europeos (64% en Alemania, 55% en Francia, 59% en los Países Bajos). Esto se debe a que España fomenta esta tecnología principalmente para su uso en energías renovables, no en automoción, principal vector en otros territorios.

El análisis de la OEP y la AIE señala que las patentes en tecnologías de hidrógeno verde en España han aumentado un 5% anual durante el periodo analizado, un ritmo de crecimiento anual mayor al de Alemania (4,2%), Países Bajos (4,4%) e Italia (2,6%), y solo superado por el de Francia (5,7%). Además, las patentes españolas con producción de hidrógeno verde superan a las patentes de producción de hidrógeno de combustibles fósiles desde hace más de una década.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reivindicó este lunes la pujanza española en esta materia: presumió de que España se ha convertido en un país líder en energías renovables y aseguró que el 20% de los proyectos de hidrógeno verde del mundo están en este país.

“Los datos sobre investigación de hidrógeno verde en España son ciertamente positivos”, enfatiza Berenguer, que destaca el insiste en el desempeño español en este apartado: “Es el noveno país europeo que registra más patentes sobre hidrógeno, pero en la clasificación general suele estar en peores posiciones. Esto deja claro que es una apuesta firme, que hay mucho interés en Europa y especialmente en España”.

En la nota de prensa en la que presenta el informe, la OEP destaca que, entre las aplicaciones finales del hidrógeno, sigue creciendo a nivel mundial en la automoción (con Japón a la cabeza), pero no avanza en otros sectores clave: “A pesar de los esfuerzos de los últimos años para descarbonizar otros sectores, como el transporte de larga distancia, la aviación, la generación de energía y los sistemas de calefacción doméstica, aún no se observa el impulso registrado en otras aplicaciones de uso final. Esto genera preocupación por los compromisos sobre emisiones cero adquiridos por los diferentes países, que no podrán alcanzarse si no se disminuye el uso de combustibles fósiles en estos sectores”.

“Este estudio demuestra que los innovadores están respondiendo a la necesidad de cadenas de suministro de hidrógeno competitivas, pero también identifica áreas, particularmente entre usuarios finales, donde se requieren mayores esfuerzos. Continuaremos ayudando a los gobiernos a estimular la innovación en tecnologías de energía limpias, seguras, resilientes y sostenibles”, dice el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, en la nota de prensa, que también recoge declaraciones del presidente de la OEP, António Campinos: “Aprovechar el potencial del hidrógeno es una de las claves de la estrategia europea para alcanzar la neutralidad climática en 2050. Este informe revela ciertos patrones de transición alentadores entre países y sectores industriales, así como la importante contribución europea en la aparición de nuevas tecnologías del hidrógeno”.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour

RECÍBELO



Source link