Madridimage

Madridimage

Las mayores multas impuestas por Bruselas: tecnológicas, bancos de inversión y camiones | Economía



Google se ha llevado en los últimos años las sanciones más voluminosas que ha impuesto el departamento de Competencia de la Comisión Europea. La que han ratificado este miércoles los jueces del Tribunal General de la UE (TGUE) ha sido la mayor de la historia incluso con la minoración que ha aplicado la sentencia, que todavía está por confirmar por el máximo órgano judicial de Luxemburgo. La cuantía inicial ascendió a 4.343 millones y la reducción aplicada por los magistrados la deja en 4.125 millones, 218 millones menos que no le quitan el título de mayor sanción aplicada en la historia de la UE por incumplir las normas del mercado.

La tecnológica estadounidense también recibió otra sanción milmillonaria en 2017, que fue ratificada en noviembre por el TGUE: 2.424 millones. Si la primera tenía como causa, principalmente, la obligación de que el sistema operativo Android, llevara adherido el buscador Chrome y la herramienta Google Search; en este caso, el motivo fue que la empresa privilegiara en las búsquedas los productos que ella publicitaba.

Tanto en un caso como en otro, el motivo esgrimido para multar a Alphabet, matriz de Google, fue abuso de posición dominante. Ambos se han visto ratificados hasta ahora en los tribunales y solo en el primero se ha reducido algo la cuantía.

Otro caso de los milmillonarios que afectan a la empresa del conocidísimo buscador de Internet es el de Google Adsense, que se saldó con una multa de 1.494 millones. Los tribunales todavía no han tenido ocasión de pronunciarse por él. Otra vez la sanción llega por abuso de posición dominante en el mercado al imponer cláusulas restrictivas en los contratos con páginas web de terceros. “Esta conducta indebida duró más de 10 años e impidió a los rivales de Google colocar sus anuncios de búsqueda en estos sitios web”, explica el departamento de Competencia en su web.

Los tres grandes castigos a Alphabet dominan el listado de sanciones y solo el cartel de camiones que Bruselas desmontó entre 2016 y 2017 logra hacerse un hueco entre ellas. Los 3.807 millones con el que se castigó a los fabricantes de camiones como Daimler (1.009 millones), Scania (880 millones) o DAF (752 millones) por formar un cartel que permitió concertar los precios de los vehículos de tonelaje medio y alto durante 14 años.

Hace ya 10 años que Competencia, entonces dirigida por el español Joaquín Almunia castigó a otro cartel por concertarse a la hora de fijar los precios de los tubos catódicos. La multa agregada alcanzó los 1.410 millones y recayó sobre fabricantes como Philips, LG, Samsung, Panasonic o Toshiba.

La lista de los 10 mayores castigos impuestos por vulnerar las reglas del mercado la completan expedientes como el del cartel de derivados financieros (1.310 millones), la multa por los cristales de coches (1.185 millones de sanción impuestos en 2008 que recayeron sobre todo en Saint Gobain, 715 millones), en bancos que operaban en el mercado de divisas (1.065 millones) o Intel (1.060 millones).

El listado se completa con Qualcomm, que recibió una multa de cerca de 1.000 millones por abuso de posición dominante en la venta de chips entre 2011 y 2016. “Qualcomm impidió que sus rivales compitieran en el mercado realizando importantes pagos a Apple, condicionados a que esta no comprara a los rivales”, explica Bruselas. Sin embargo, esta sanción ha sido anulada enteramente por el TGUE y ahora está pendiente de que el tribunal superior, TJUE, confirme o rechace este fallo preliminar.

Este ranking puede cambiar pronto porque Competencia tiene abiertos varios casos a grandes multinacionales tecnológicas estadounidenses como Amazon o Apple. En algunos casos, la sanción puede llegar en su máxima dimensión al 10% de la facturación total de la empresa y estas compañías cuentan sus ingresos por decenas de miles de millones de dólares.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites



Source link