Madridimage

Madridimage

Ley Sálica: Carlos Gustavo de Suecia considera “un error” y “una injusticia” que su único hijo varón no le suceda en el trono | Gente


El aniversario por los cincuenta años en el trono del rey Carlos XVI Gustavo de Suecia, que se celebra este 2023, viene acompañado de polémica. El monarca sueco considera que abolir la ley sálica con efecto retroactivo en su país, un cambio que convirtió en heredera al trono a su primogénita, la princesa Victoria de Suecia, fue un “error” y una “injusticia” con su hijo, el príncipe Carlos Felipe. “Tener leyes que funcionan de forma retroactiva no es muy inteligente, lo sigo pensando. Mi hijo, el príncipe Carlos Felipe, ya había nacido y de repente hay un cambio que lo dejó sin nada. Es bastante extraño”, asegura el monarca en el documental que la televisión pública SVT ha preparado y emitirá este domingo 8 de enero, y cuyo contenido ha sido adelantado este jueves 5 de enero por el canal.

El Parlamento sueco derogó en 1979 la ley sálica, que regula la sucesión monárquica a favor de los varones, después del nacimiento de Carlos Felipe. Esta medida no entró en vigor hasta pasados dos años, por lo que él fue heredero al trono sueco durante ese período. Carlos Gustavo, de 76 años, califica de “complicada” la decisión y de “injusta”, además de considerarla “terrible” como padre. En su opinión, habría sido necesario tener “sangre fría”, porque un cambio de esa envergadura debería haber ocurrido en la siguiente generación.

El monarca sueco resaltó en la misma entrevista, no obstante, que Carlos Felipe aceptó la situación sin problemas y que eso no ha afectado a la buena relación entre los dos hermanos.

El documental de SVT se emitirá en el año en que Carlos Gustavo, el rey que más tiempo ha regido en Suecia, cumple 50 años en el trono. La casa real sueca ha preparado además un programa de actos que culminará el 15 y 16 de septiembre, cuando se celebra el aniversario de su coronación.

La princesa Sofía, la reina Silvia, el rey Carlos Gustavo, la princesa Estelle, la princesa heredera Victoria y el príncipe Daniel de Suecia asisten a un concierto organizado por Lilla Akademien, una escuela de música para niños, en el Teatro Vasa el 13 de febrero 2020 en Estocolmo. Michael Campanella (Getty Images)

Silvia Sommerlath, de 79 años, y Carlos Gustavo se conocieron en los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972, donde ella trabajaba como azafata. Cuatro años más tarde contraían matrimonio en la catedral de Estocolmo. Los monarcas tienen tres hijos: Victoria, la heredera, de 45 años; Carlos Felipe, de 43; y Magdalena, de 40.

Victoria de Suecia, que está llamada a ser algún día la reina de los suecos, será también la única mujer en el trono de una generación en las casas reales europeas a la que pertenecen tanto Felipe de Borbón como Guillermo de Holanda. Cuando cumplió los 40 años, la heredera del trono de Carlos Gustavo protagonizó un documental en el que se detallaban aspectos importantes de su vida, como la anorexia que padeció durante la adolescencia. Recientemente, tanto ella como su marido, el príncipe Daniel, casados desde hace casi 12 años, han tenido que hacer frente a los rumores de la prensa sueca en la que apuntaban a un posible divorcio. “Para proteger a nuestra familia queremos dejar claro, de una vez por todas, que los rumores son completamente infundados”, escribía en un mensaje que difundieron a través de sus redes sociales.

Carlos Felipe, de 43 años y el único varón de los tres hijos de los monarcas suecos, sorprendió a todos cuando anunció su compromiso con Sofía Hellqvist, ganadora del concurso de televisión Hotel Paradise, algo así como Gran Hermano, y que también trabajó como camarera, modelo y stripper. Juntos después de una década, Sofía de Suecia goza de una gran popularidad en el país y el matrimonio tiene tres hijos: Alejandro Erik, de seis años, Gabriel Carlos, de cinco, y Julian, de uno.

Por su parte, la princesa Magdalena, la hija menor de los reyes, cumplía el pasado junio 40 años y lo hacía lejos del país. Residente desde 2018 en Miami (Florida) con su esposo, Christopher O´Neill, y sus tres hijos, Leonore, Nicolás y Adrienne, es la octava en la línea de sucesión al trono, y no siempre participa en las actividades de la corona. Ella ha elegido una vida más anónima en un lugar cálido de Estados Unidos.



Source link