Madridimage

Madridimage

Los mejores auriculares, con diseños bonitos y seguros, para niños | Escaparate


Probamos y ponemos nota a cuatro de los mejores auriculares para público infantil existentes en el mercado.

No es de extrañar que los fabricantes de tecnología hayan adaptado parte de sus dispositivos a los más pequeños de la casa, pues el contacto con esta se produce a edades cada vez más tempranas. Así, desde EL PAÍS Escaparate hemos tenido la ocasión de analizar tablets, además de pulseras de actividad y relojes inteligentes para ellos.

La siguiente comparativa analiza cuatro auriculares para el público infantil. Son especiales porque incorporan una característica que no tienen los modelos enfocados a los adultos. Se trata de un limitador de volumen a 85 decibelios siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. De este modo, sus oídos no se ven dañados.

¿Qué auriculares para niños hemos elegido?

Los modelos seleccionados son Belkin ‎Soundform Mini (8,25), Gorsun K6 (8), JVC HA-KD9BT (9,25) y Motorola Squads 300 (9). Al analizarlos, los aspectos que se han valorado han sido los siguientes:

– Diseño: desde el punto de vista de la calidad de su fabricación.

– Ergonomía: si son cómodos de llevar, si incorporan elementos extra como, por ejemplo, una diadema ajustable forrada con una esponja mullida o almohadillas suaves para las copas de los auriculares.

– Sonido: aunque la experiencia sonora que proporcionan no puede compararse a la de los modelos avanzados, es necesario que ofrezcan una mínima calidad y que el sonido resulte lo más nítido posible.

-Otros: qué tipo de conexión emplean (Bluetooth, cable de 3,5 mm o ambas), autonomía de la batería si la integran, ¿poseen micrófono para llamadas?, control de los ajustes…

Comparativa los mejores auriculares para niños: así los hemos probado

Para analizar estos cuatro cascos se ha contado con la colaboración de varios niños y niñas con edades comprendidas entre los 5 y los 10 años. Nos han trasladado sus impresiones al utilizar cada uno de ellos en términos de diseño, comodidad de uso y sonido. Los auriculares para niños JVC HA-KD9BT han conseguido la mejor valoración media final gracias a su calidad de construcción, comodidad de empleo (mención especial a las siete longitudes ajustables de su diadema) y experiencia sonora.

Auriculares para niños JVC HA-KD9BT: nuestra elección

Apuestan por una combinación de colores (azul, blanco y rojo) muy llamativa. Livianos, al igual que sus contrincantes, muestran uno de los mejores acabados. Esta sensación se tiene nada más sostenerlos. Así, la calidad del plástico destaca sobre el resto, una afirmación que se traslada igualmente a las almohadillas: son muy confortables y blandas, y el acople a las orejas es perfecto.

Por otro lado, y a pesar de que la zona interior de la diadema no ha sido reforzada, esto no penaliza su ergonomía de manera especial. En total, esta diadema ofrece hasta siete longitudes ajustables para adaptarse al máximo número de niños.

Ficha técnica

  • Tecnología: Bluetooth 4.2, alcance hasta 10 metros.
  • Autonomía: hasta 12 de uso (tiempo de carga 3 horas).
  • Otros: pegatinas para personalizarlos, compatible con el formato SBC, control remoto y micrófono integrado, ajustador de longitud de siete pasos.

A diferencia del resto, los auriculares para niños JVC HA-KD9BT prescinde de la conexión de 3,5 mm, por lo que únicamente se pueden utilizar a través de su conexión Bluetooth. El emparejamiento con la fuente de sonido elegida no reviste ningún problema y el proceso se completa en apenas unos instantes como sucede con los demás. Hay que invertir, sin embargo, casi tres horas en alimentar toda la batería para obtener a cambio un máximo de 12 horas de uso continuado.

Con micrófono incorporado, proyectan un sonido que gusta y en términos de detalle o de nitidez consiguen una buena valoración. Además, controlarlos es muy sencillo. La disposición y el tacto de sus botones gusta sobremanera. El central, además de permitir la reproducción y la pausa de las canciones, se emplea para avanzar o retroceder en los temas. Los otros dos se emplean para subir y bajar el volumen. Para finalizar, comentar que se incluyen varias pegatinas para personalizarlos.

Lo mejor, lo peor y conclusiones

  • Lo mejor: calidad de construcción, comodidad de uso y calidad sonora.
  • Lo peor: no incorporan conexión de audio de 3,5 mm.
  • Conclusiones: son unos auriculares que no solo destacan visualmente, ofrecen una muy buena calidad de construcción y proyectan el mejor sonido.

Auriculares para niños Motorola Squads 300: la alternativa y la de mejor relación calidad-precio

Proporcionan una calidad de sonido que sin brillar de manera especial se muestra correcta. Lo mismo sucede con las conversaciones porque, al integrar un micrófono, los auriculares para niños Motorola Squads 300 se pueden utilizar para atender llamadas gracias a su función de manos libres.

Como era de esperar, al cogerlos se sienten ligeros y están fabricados en plástico. La diadema, que posee un diseño ajustable y altamente flexible, es acolchada para que se sienta lo más cómoda posible. Además, el relleno de las copas, que al tacto resultan especialmente suaves, garantiza una experiencia de uso agradable. Por cierto, que estas almohadillas son antialérgicas.

Su cable de 3,5 mm con control de reproducción llama la atención porque integra un divisor de audio. Esta pieza, que tiene un diseño rectangular, permite que los auriculares puedan compartirse con hasta tres niños más: basta con que cada uno introduzca su cable en una de las clavijas disponibles.

En lo que respecta a su tecnología Bluetooth, la conexión funciona muy bien y durante las pruebas realizadas no se produjo ningún fallo o error. Su autonomía se aproxima a las 15 horas que asegura el fabricante. Como característica adicional, es compatible con los asistentes de Alexa y Siri. Existe una versión en color azul y otra en rosa.

Auriculares para niños Belkin ‎Soundform Mini

Disponibles en varios colores como el azul, el rosa y el negro, poseen una estructura de plástico que resiste tanto golpes accidentales como salpicaduras. Mientras, las copas de los auriculares están fabricadas en cuero sintético. Sus almohadillas resultan, en este sentido, bastante suaves y se ajustan bien a los oídos. Además, su acolchado favorece la comodidad de uso; lo ideal hubiera sido que este acolchado se extendiera también a la diadema ajustable.

Los auriculares para niños Belkin Soundform Mini se pueden utilizar de dos maneras. La primera a través de su puerto auxiliar de 3,5 mm, para lo cual el fabricante incluye un cable de algo más de un metro de longitud. La segunda mediante Bluetooth 5.0, ya que los cascos son compatibles con esta tecnología inalámbrica.

Con respecto a este último, el proceso de emparejamiento es muy sencillo, y para incrementar la autonomía de la batería cuentan con una función de apagado automático que se activa si pasados cinco minutos no se han conectado a ninguna fuente de sonido.

Belkin promete una autonomía de hasta 30 horas a un volumen medio, pero en la práctica este tiempo se reduce ligeramente. La carga se completa en algo más de dos horas y se sabe que ha concluido porque la luz LED roja, que se enciende durante el proceso, se apaga.

Todos los controles se sitúan en la copa derecha. Son tres: encendido/apagado, subida del volumen/siguiente canción y bajada del volumen/anterior canción. Al integrar también micrófono, son válidos para atender llamadas, aunque la calidad de estas conversaciones es algo limitada. Los auriculares se pueden personalizar con las pegatinas incluidas en su caja.

Auriculares plegables para niños Gorsun K6

Su estética es la más divertida porque incorporan unas originales orejas de gato que los niños ponen y quitan a su antojo fácilmente. Mientras, y en lo que a calidad de fabricación se refiere, los cascos están hechos de un plástico que no se percibe de mala calidad. Si la banda que se fija a la cabeza es ajustable y cuenta con una esponja que aporta comodidad, las almohadillas para las orejas —además de destacar por su tacto blando— consiguen que el niño no se sienta extraño y esté a gusto. Para que ocupen el menor espacio posible, pueden plegarse.

Es el único de los cuatro modelos que no incorpora tecnología Bluetooth. Tampoco micrófono para utilizarlos no solo para escuchar música, sino responder llamadas de teléfono. En este caso, pueden emplearse únicamente con cualquier fuente de sonido que integre una conexión de 3,5 mm. Este cable, que mide 1,2 metros de longitud, presenta un buen acabado y apenas se enreda.

Por último, los auriculares plegables para niños Gorsun K6 reproducen un sonido que para el precio que tienen y el público al que se dirigen está bien.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 10 de septiembre de 2022.

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram, o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.





Source link