Madridimage

Madridimage

Los mejores rascadores para gatos | Escaparate


El instinto de los gatos les lleva a marcar su territorio, por ejemplo, arañando muebles, sofás, alfombras o cortinas. También lo hacen para liberar tensiones, afilar y limpiar sus uñas. Por eso, tener un rascador para gatos en casa evita que la mascota dañe el mobiliario y, sobre todo, le ayuda a estar más feliz, relajada y entretenida. Pueden ser de muchos tipos, formas y materiales: no hay uno perfecto, ya que cada gato es diferente y, según la etapa de la vida en la que esté, tendrá unas necesidades u otras. Lo ideal es enseñarles desde pequeños a usarlos, evitando así posibles daños en el interior del hogar.

¿Qué rascadores para gatos hemos elegido?

En este análisis hemos comparado cinco modelos de rascadores para gatos con diferentes formas y tamaños: Amazon Basics – Poste rascador para gato (con una nota media de 9 puntos), Feandrea Árbol para Gatos Rascador (9,25), PawHut Árbol Rascador para Gatos (8,5), Riijk Rascador para Gatos con Hierba Gatera (8,25), Yaheetech Rascador para Gatos (9,75). Estos son los aspectos que hemos tenido en cuenta a la hora de probarlos:

  • Resistencia. ¿Con qué material están hechos? ¿Cuántos kg de peso soportan?
  • Usos. Además de rascar, afilar y limar las uñas, pueden servir para que el animal trepe, se divierta, descanse, duerma o, incluso, se esconda.
  • Forma y diseño. De castillo, triangular, de poste… También hemos tenido en cuenta los niveles de altura que incorpora cada uno (en el caso de los árboles), así como las zonas para el descanso y el juego.
  • Instalación. El tiempo invertido en montarlo y asegurarlo de manera correcta para que no se caiga.
  • Otros. Pompones, hierba para gatos, cojines y otros elementos que pueda incorporar el rascador.

Así los hemos probado

Un gato de tres años, con un peso de 3,5 kilos, ha estado probando los diferentes rascadores durante tres semanas. Aunque utiliza juguetes en su día a día, ha sido la primera vez que ha usado un rascador como los que se han probado para esta comparativa. Después de varios días de observación y, tras analizar sus reacciones frente a cada uno de los modelos, hemos considerado a Yaheetech Rascador para Gatos como el mejor rascador para gatos. Su versatilidad, las variadas zonas de descanso y los postes para cuidar las uñas del felino, sumadas a una estructura fácil de montar y cómoda de transportar, son algunas de las razones por las que se ha convertido en nuestra elección.

Rascador para gatos Yaheetech: nuestra elección

Con múltiples niveles y estructuras, este árbol-rascador combina elementos para el entretenimiento, el descanso y el bienestar de los gatos. Destaca por su versatilidad: en la planta baja encontramos un poste recubierto de sisal para arañar y una rampa del mismo material, que también sirve para trepar y una casita con dos aberturas; el segundo nivel dispone de otro poste con más espacio para afilar las uñas y un refugio con dos aberturas ideal para dormir o esconderse; y, por último, la zona más alta es una cama en forma cuadrada ideal también para dormir y de la que cuelga un juguete tipo pompón, con el que nuestro felino pasó horas jugando.

Las zonas que no están dedicadas a las uñas están recubiertas con felpa, lo que lo convierte en un centro de juego y actividad muy suave, pero resistente a la vez. En este sentido, el espacio favorito de nuestro felino para dormir fue la cama en altura y, aunque al principio no le hizo mucho caso a los postes de sisal, enseguida los utilizó para afilar sus uñas. En resumen, en este árbol los gatos pueden jugar, trepar, rascar, dormir, descansar, esconderse… Es difícil que el felino se aburra; la bola peluda elástica que se conecta al árbol mediante una cuerda se puede sustituir por cualquier otro juguete.

Ficha técnica

  • Dimensiones: ‎49 x 45,5 x 99 centímetros
  • Peso: 10,55 kilos
  • Color: disponible en gris claro, gris oscuro, negro y rosa
  • Otros: juguete tipo pompón, cama en la última altura, casita con dos aperturas y rampa-rascador

Soporta un peso de hasta 12 kg, por lo que es adecuado para una casa en la que haya dos o, incluso, tres gatos. A pesar de sus diferentes niveles, tiene una medida contenida y un peso estándar; se puede cambiar de sitio fácilmente y no ocupa mucho espacio. Una de las cosas que más nos gustó fue que, a pesar de las alturas, no resulta complicado de montar, ya que viene con un manual de instrucciones bastante claro. Por otro lado, la plataforma es estable y segura, cuenta con una correa antideslizante que se fija en la tabla intermedia para una mejor estabilidad y que se puede emplear para anclar el árbol a la pared.

  • Lo mejor: los múltiples usos que ofrece y su cómodo y bonito diseño
  • Lo peor: el material del que está hecho; la madera es más duradera
  • Conclusión: este árbol-rascador combina todo lo necesario para estimular a cualquier gato y mantenerlo entretenido durante horas. Se puede anclar a la pared para mayor seguridad y sirve como lugar de descanso

Rascador para gatos Feandrea : la alternativa y mejor relación calidad-precio

Este árbol rascador para gatos de cuatro alturas permite que los felinos salten con libertad en sus niveles; están situados poco escalonados, lo que facilita que tanto los pequeños como los grandes interactúen con la plataforma. Sin embargo, vimos cómo nuestro gato necesitó un pequeño tiempo de adaptación: al principio solo usaba las primeras alturas pero, pasada una semana, se atrevía a saltar hasta la cima de la estructura.

Dispone de muchos lugares para descansar: una hamaca suave, una cueva parcialmente cerrada y una altura acolchada en la parte superior. De todas ellas, fue la cueva la que más usó: además de servir como refugio, es un lugar de juego perfecto, ya que a la salida encuentra los juguetes colgantes de uno de los cuatro postes.

Junto con muchos puntos para trepar, este producto también proporciona lugares para arañar con varios postes cubiertos de cuerda de sisal. La estructura es fácil de montar: todas las partes del rascador se encuentran numeradas para facilitar la instalación en poco tiempo y, aunque es alto, no ocupa demasiado espacio. También es bastante resistente; no se tambaleó con los saltos. Asimismo, cuenta con un soporte extra para fijarlo a la pared y viene provisto de varios juguetes como bolas y una cuerda. Está indicado para más de dos gatos a la vez.

Poste rascador para gatos Amazon Basics

Es simple, pero eficaz. Su estructura es un poste con forma cuadrada y base de madera. En la zona superior incluye otro tablón del mismo material para que el felino pueda saltar y tener un espacio en altura. Lo que más nos gustó son, precisamente, los materiales con los que está construído: madera y fibra de yute; unos componentes realmente resistentes que aguantan todo tipo de arañazos.

Es fácil de transportar y de montar, ya que su estructura no es nada complicada. Se puede colocar en cualquier estancia de la casa: sus colores claros y su estilo minimalista combinan con casi todo. Es ideal para hogares en los que hay un gatito o dos, ya que no hay espacio para más. Además de rascar y saltar, la mascota tiene la posibilidad de jugar con el pompón que incorpora en una de sus esquinas. De hecho, en un primer momento fue lo que más llamó la atención del gato. Sin embargo, enseguida comenzó a usar el poste para cuidar sus patas. Después de tres semanas usándolo sigue intacto.

Árbol rascador para gatos PawHut

Es una buena opción para los gatos más tranquilos y dormilones: dispone de tres camas en distintas alturas con forma de nido sujetas por postes para rascar recubiertos de sisal que se completan con un cojín de 24 centímetros. Para un gato joven y más activo como el nuestro, no es la mejor opción; fue el que menos usó. Aunque sí lo utilizó para las siestas de día, a la hora de dormir por la noche prefirió su cama propia.

En este modelo, lo único que echamos en falta es algún juguete o aparato que estimule al gato y con el que pueda jugar. Por lo demás, es perfecto para rascar, trepar y, sobre todo, descansar. Está indicado para gatos que pesen menos de 5 kg, pero tiene capacidad para 3 animales. Su base circular está hecha de madera, por lo que es bastante estable, aunque no tanto como los modelos que vienen con postes. Su color crema combina con cualquier tipo de hogar y es muy fácil de instalar (viene con un manual de instrucciones para ello).

Rascador para gatos con hierba Riijk

Destaca por el material del que está hecho: cartón reciclado, lo que lo hace muy ligero y fácil de transportar a cualquier lugar. Sin embargo, también es un rascador más frágil y con tendencia a que se rompa. Otra de las características que lo hace único es que incluye hierba para gatos, una planta muy similar a la menta que les atrae mucho ya que les produce cierta estimulación al olerla. Solo hay que verterla en los agujeros del juguete y dejar que rebusquen intentando sacarla, al tiempo que cuidan sus uñas. El gato reaccionó de forma increíble a este juguete: se pasó horas intentando sacar la hierba de las celdas. Quizá el mayor inconveniente sea que hay que comprarla cada vez que se acaba.

Pese a todo, cumple el principal objetivo de un rascador: es perfecto para cuidar las garras del animal y, además, incluye un juego de pelota integrado con cascabel que entretiene al felino y le proporciona una actividad para su día a día. Se trata, en conjunto, de un regalo ideal para gatitos más jóvenes, ya que tienen menos fuerza y están aprendiendo a manejar sus patas y garras. Por otro lado, el acabado antideslizante de la parte inferior asegura una diversión sin riesgos de caída.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 31 de diciembre de 2022.

[Recuerda que si eres usuario de Amazon Prime, todas las compras tienen gastos de envío gratuitos. Amazon ofrece un período de prueba gratuito y sin compromiso durante 30 días.]

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram, o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.





Source link