Madridimage

Madridimage

Marc Márquez correrá en el GP de Aragón | Deportes



Marc Márquez volverá a la competición este próximo fin de semana durante el GP de Aragón. La cita en el circuito de Motorland, en Alcañiz, es prácticamente como una carrera en casa para el de Cervera, localidad que se encuentra a dos horas del trazado y que acostumbra a recibir un enjambre de fanáticos del octocampeón del mundo. La noticia se hizo de rogar, aunque todo apuntaba a la reaparición del piloto tras la buena experiencia sobre la moto de competición en los test de Misano de la semana pasada.

El retorno del buque insignia del campeonato llega tres meses y medio después de su última prueba en Mugello, cuando decidió pasar por quirófano por cuarta y última vez para intentar solucionar sus problemas con el húmero derecho. Aparentemente remediados, y tras comprobar en reiteradas ocasiones que sus sensaciones sobre la moto son positivas, Márquez ha superado los pronósticos más optimistas que le situaban de vuelta para las dos últimas citas de la temporada tras la operación. La prueba definitiva fue este lunes en el mismo escenario, cuando rodó por tercera vez en dos semanas sobre una moto de calle durante un test privado en el trazado de karting.

“Esta sonrisa significa que estaré en el GP de Aragón compitiendo”, compartía el piloto del Repsol Honda en un vídeo publicado en sus redes sociales. “Después de hablarlo con los doctores y el equipo, hemos decidido que lo mejor para mi recuperación es continuar encima de la moto y acumular kilómetros de cara al año que viene. Hacerlo en Motorland, delante de toda la afición, no tiene precio”. El equipo añadió que el principal objetivo es evaluar su rendimiento durante la intensidad de un fin de semana entero de Gran Premio y una carrera, además de continuar mejorando su condición física. En Misano, la semana pasada, el piloto completó 101 vueltas y se mostró muy satisfecho con las sensaciones en el brazo. “Ha ido mucho mejor de lo que me esperaba. No esperaba poder dar tantas vueltas y a nivel de sensaciones encima de la moto el segundo día ya fueron buenas”, concluyó entonces, quedando a poco más de seis décimas del mejor tiempo marcado por la Yamaha de Fabio Quartararo, vigente campeón del mundo.

Después de su operación en Rochester (Minnesota, Estados Unidos) el pasado 2 de julio, Márquez no pudo hacer trabajo de carga en el brazo hasta que recibió el alta médica hace tan solo 20 días. En este corto período, ha intensificado sus entrenamientos para plantarse en Aragón en condiciones de competir. A pesar de este acelerón, él siempre ha mantenido que, en esta ocasión, sabiendo que su trayectoria deportiva está en juego, su plan de acción sigue siendo más prudente que en el pasado. Si este fin de semana se confirman las buenas sensaciones, el calvario que arrancó en julio de 2020 será ya cosa del pasado para el 93. Sería una gran noticia para él, su equipo y sus aficionados, pero también para la salud de un campeonato de MotoGP desprovisto de superestrellas.

Joan Mir también reaparece

El futuro compañero de Marc Márquez en el Repsol Honda, el mallorquín Joan Mir, también intentará volver a competir en Aragón después de saltarse el GP de San Marino por una fractura múltiple en el tobillo derecho. Aunque todavía arrastra secuelas de la lesión, el piloto de Suzuki viaja con la intención de correr si logra superar una última revisión médica obligatoria por parte de los médicos del certamen.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.





Source link