Madridimage

Madridimage

OPINIÓN | ‘Leggings’, ¿sí o no? ¿Cómo usarlos con estilo?


Nota del editor: Mari Rodríguez Ichaso ha sido colaboradora de la revista Vanidades durante varias décadas. Es especialista en moda, viajes, gastronomía, arte, arquitectura y entretenimiento, productora de cine y columnista de estilo de CNN en Español. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivamente suyas. Lee más artículos de opinión en cnne.com/opinion

(CNN Español) — La recién inaugurada Semana de la Moda en Nueva York con las colecciones otoño-invierno 2022-23 muestra de nuevo que la tendencia de usar leggings o mallas deportivas como parte del vestuario diario, es cada día más usual. ¡Y no hay que ser jóvenes y atléticas para llevarlas! Pero es importante saber combinarlas bien y estar contenta con la imagen que proyectes!

Unos leggings superceñidos y de colores chillones, no son necesariamente un look favorecedor para nadie y, al mirarte en el espejo, debes ver si son tu estilo o no. Ya no somos esclavas de aquellas ideas que promulgaban la necesidad de tener un cuerpo perfecto –ni que hay que ser jóvenes para llevar cierta ropa–, pero es importante saber qué imagen quieres proyectar a la hora de vestirte. Y en materia de leggings, tu sentido común y cómo te gusta verte es muy importante.

Hay reglas muy lógicas a la hora de usar leggings, pues nunca lucen bien si has comprado la talla equivocada. Como tampoco funcionan bien las mallas con tops demasiado cortos, que dejan ver los abdominales, ¡y hasta la ropa interior! O con blusas o chaquetas ceñidas y supercortas. Es una cuestión de mantener una imagen con proporción. La estrechez de las mallas en la parte inferior del cuerpo, requiere más volumen en la parte superior. Entonces ¿cómo podemos llevar leggings y lucir stylish?

Para empezar hay que escoger mallas oscuras –principalmente negras– de buena calidad (tupidas, que no se transparenten) y de una talla que no sea exageradamente ceñida. Y combinándolas con tops oversize –como una blusa blanca de algodón– o una camiseta y un blazer oversize pueden ir a un restaurante igual que a una oficina.

Con accesorios como zapatos planos o ballerinas oscuros y con un lindo estilo –o tacones para más vestir, ya sean sandalias de tiritas, o pumps cerrados– crean un look moderno y muy a la moda. Y si añades un collar dorado grueso y unas gafas de sol grandes, estilo Jackie O, puedes lucir fabulosa a cualquier edad.

¿Cinco consejos para usar leggings con estilo?

1.- Revisa las diferentes texturas en las mallas que están disponibles en el mercado. Ya no solo se usan las de látex negras, sino mezclas de tejidos elásticos con otras telas. Para la noche las hay de satén, terciopelo, cuero muy suave y de imitación de cuero, además de tejidos con lentejuelas o telas de brillo.

¿Un tip muy importante? Si quieres que te queden menos ceñidas, compra una talla más grande y recógeles el largo, dejándolas en el tobillo, y así podrás usarlas con stilettos o unos flats. (Así lo hago y quedan fabulosas) ¿Colores alternativos? Azul vitral, café oscuro, plateadas o gris-plata.

2.- Para el día en la oficina considera el regreso de las leggings estilo stirrup (esos que se calzan con una pieza de la tela bajo el pie) con tacones y un blazer largo y amplio. O una divina blusa blanca de algodón que sea larga y tenga volumen. Lucen así modernas y chic.

Y muy pulidas, porque un look descuidado y unas leggings viejas o descoloridas son algo realmente feo.

3.- Para un look deportivo y relax –y a la vez más pulido– llévalos con un suéter ancho de cuello alto, zapatos estilo loafers o mocasines chunky y calcetines blancos. ¡O con botas altas como las usa Catalina, la princesa de Gales! Y acompañadas de una chaqueta oversize de fleece o tejido, o puffers con cremallera, si hace frío.

4.- Y para practicar deportes o hacer yoga, compra los de mejor calidad posible y llévalos con los zapatos de trotar o sneakers que sean lo más cómodos posible. Aunque sea un look para deporte, debes mantener un estilo favorecedor. La nueva costumbre de ir vestidas como recién salidas del gimnasio, tanto a la oficina como a un restaurante, no es realmente la más correcta. Y es mucho más stylish adaptar la comodidad de los leggings a una imagen más apropiada para el lugar, usándolas con detalles más bonitos y a la moda.

5.- Para usar leggings tienes que sentirte segura de cómo luces con ellos. Mírate en el espejo con sinceridad y decide si es un estilo para ti. Si no lo es, considera usar jeggings, una alternativa ideal –un estilo de pantalón menos ceñido o skinny–, combinado con el estilo elástico de los leggings. Te aseguro que lucen regios, ¡y también están muy de moda!



Source link