Madridimage

Madridimage

Pablo Iglesias defiende el papel de Podemos frente a la “izquierda domesticada” | España


El exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, este sábado en la Complutense.Juanjo Martín (EFE)

El exvicepresidente Pablo Iglesias ha defendido este sábado el papel de Podemos en la política española frente a la “izquierda domesticada” que prefieren, según ha denunciado, las oligarquías en España. Ante unas 400 personas en un auditorio de la Complutense abarrotado, durante la celebración del foro anual del partido, el exlíder de la formación ha aprovechado para defender un cambio en la ley para que el Parlamento pueda superar el bloqueo del PP a la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Tan solo nueves días después de que el partido de Alberto Núñez Feijóo rompiese las negociaciones con el Gobierno para el Consejo, Iglesias ha vuelto a la Facultad de Ciencias Políticas que vio nacer a Podemos y ha compartido mesa con la jueza Victoria Rosell, que por primera vez se ha pronunciado sobre los obstáculos a su candidatura. Unas mil personas han participado en unas jornadas que han servido al partido para rearmarse ideológicamente y posicionar a sus candidatos ante las elecciones municipales y autonómicas de mayo.

“El proyecto político fundamental que organiza todas las voluntades oligárquicas de nuestro país es muy fácil de definir: matar a Podemos. Lo que llevan diciendo desde 2014 es que necesitamos otra izquierda (…) una que no moleste”, ha asegurado Iglesias durante su intervención en la Uni de Otoño, el foro de reflexión del partido. A continuación, el exvicepresidente ha enumerado los supuestos deseos de ese sector: “Necesitamos una izquierda que aplauda la Transición, a [Manuel] Fraga y al Rey (…) Queremos una izquierda como la de Santiago Carrillo, que vuelva esa izquierda, que se muera Podemos. Porque esa izquierda ya la teníamos domesticada. Nunca iba a llegar al Consejo de Ministros”, ha seguido desgranando Iglesias. “Lo que diferencia a Podemos, lo que ha generado un movimiento reaccionario, es una voluntad de Estado y una voluntad de poder”, ha concluido el exvicepresidente ante un auditorio militante.

El exlíder de la formación se ha mostrado también partidario de una reforma legal para cambiar el sistema de elección de los vocales del CGPJ y, “con la legitimidad emanada del poder popular expresado en las urnas, acabar con la capacidad de veto del PP”, una apuesta expresada en los últimos días por otros miembros de la formación en el Congreso, como el portavoz Pablo Echenique o el presidente del grupo, Jaume Asens, que han defendido una rebaja de las mayorías necesarias.

Veto a Rosell

Durante una mesa sobre lawfare (persecución política por vías judiciales) en la que también han participado el magistrado emérito del Supremo José Antonio Martín Pallín y una de las portavoces del partido, Isa Serra, la jueza Victoria Rosell ha hablado sobre su veto como aspirante al CGPJ. “Me hacía mucha gracia cuando decían que lo mío no era una cuestión de nombres, porque yo decía: ‘Si no hay más nombres sobre la mesa, tendréis poca vergüenza”. La actual delegada del Gobierno contra la Violencia de Género ha reclamado “comparecencias en el Congreso” a fin de que se conozca a los candidatos y sus propuestas. “Yo tengo un programa. Yo sé lo que quiero hacer. También sé lo que no quieren que haga”, ha reivindicado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

La ofensiva de Podemos sobre este asunto ya ha estado presente en las mesas de la mañana. En una charla sobre feminismo, la ministra Irene Montero ha deslizado que en ningún caso el partido iba a dar su voto a un acuerdo que excluyera a Rosell, un órdago que la formación mantuvo durante las semanas que duró la negociación con el PP frente a la estrategia de la vicepresidenta Yolanda Díaz y el portavoz de IU en el Congreso, Enrique Santiago, partidarios de no dar nombres. Para la titular de Igualdad, estas conversaciones han sido “el último intento de restaurar el bipartidismo” por parte de “quienes añoran la forma de organizar el régimen del 78″, en referencia a las dos grandes formaciones. “Probablemente la siguiente intentona que hagan para restaurar el bipartidismo sea con las elecciones. A ver si esta vez consiguen cargarse a Podemos”, ha denunciado también la número dos del partido.



Source link