Madridimage

Madridimage

Perseverance logró producir tanto oxígeno como un árbol pequeño


(CNN) — Los humanos están un pequeño paso más cerca de aterrizar en el planeta rojo.

El Experimento de Utilización de Recursos In Situ de Oxígeno en Marte, mejor conocido como MOXIE, por sus siglas en inglés, logró producir con éxito oxígeno a partir de la atmósfera de Marte, rica en dióxido de carbono, en una serie de pruebas como parte de la misión Perseverance de la NASA, que aterrizó en Marte en febrero de 2021.

MOXIE fue capaz de producir oxígeno en siete pruebas realizadas desde abril de 2021, en una variedad de condiciones atmosféricas, incluyendo durante el día y la noche del planeta, y a través de diferentes estaciones marcianas, según la investigación publicada el miércoles en la revista Science Advances.

(Al igual que la Tierra, Marte tiene estaciones distintas, pero duran más que las estaciones aquí en la Tierra, ya que Marte tarda más en orbitar el Sol, según la NASA).

En cada una de las pruebas, MOXIE alcanzó su objetivo de producir seis gramos de oxígeno por hora, más o menos el ritmo de un árbol modesto en la Tierra.

«Se trata de la primera demostración de la utilización de recursos en la superficie de otro cuerpo planetario y de su transformación química en algo útil para una misión humana», dijo el investigador principal adjunto del MOXIE, Jeffrey Hoffman, astronauta retirado y profesor del departamento de aeronáutica y astronáutica del Instituto Tecnológico de Massachusetts, en un comunicado de prensa.

«Es histórico en ese sentido».

MOXIE es pequeño, del tamaño de una tostadora, para que pueda caber a bordo del rover Perseverance. Está diseñado para funcionar durante periodos breves, arrancando y apagando en cada pprueba, para alinearse con el programa de exploración del rover y otras responsabilidades de la misión.

Un MOXIE ampliado incluiría unidades más grandes que podrían funcionar de forma continua y ser enviadas a Marte antes de una misión humana para producir oxígeno a un ritmo de varios cientos de árboles. Esto permitiría generar, y almacenar, suficiente oxígeno para mantener a los humanos una vez que lleguen y alimentar un cohete para el regreso de los astronautas a la Tierra.

Según los investigadores, la producción constante de MOXIE desde su llegada a Marte es un primer paso prometedor hacia ese objetivo, aunque es necesario realizar más ajustes para garantizar que pueda funcionar al amanecer y al atardecer, momentos en los que la temperatura del planeta cambia sustancialmente, dijo Michael Hecht, investigador principal de la misión MOXIE en el Observatorio Haystack del MIT.

Miembros del proyecto Mars 2020 de la NASA instalan el Experimento de Utilización de Recursos de Oxígeno en Marte (MOXIE) en el chasis del rover Perseverance.

Cómo funciona el MOXIE

La delgada atmósfera marciana tiene un 96% de dióxido de carbono, lo que no ayuda mucho a los humanos que respiran oxígeno.

Además, es mucho más variable que la atmósfera terrestre. «La densidad del aire puede variar en un factor de dos a lo largo del año, y la temperatura puede variar en 100 °F», dijo Hoffman. «Uno de los objetivos es demostrar que podemos hacer funcionar (a MOXIE) en todas las estaciones».

El MOXIE funciona dividiendo las moléculas de dióxido de carbono, que están compuestas por un átomo de carbono y dos de oxígeno, de ahí su fórmula química CO2. MOXIE separa las moléculas de oxígeno y emite monóxido de carbono como producto de desecho.

Los ingenieros siguen haciendo pruebas con MOXIE. Planean ampliar su capacidad y aumentar su producción, centrándose en los meses de la primavera marciana, cuando, según los investigadores, la densidad atmosférica y los niveles de dióxido de carbono son particularmente altos.

«La próxima prueba será durante la densidad más alta del año, y queremos producir todo el oxígeno posible», dijo Hecht. «Lo pondremos tan alto como nos atrevamos y dejaremos que funcione el mayor tiempo posible».

MOXIE también parece ser resistente. Ha funcionado con éxito a pesar de tener que encenderse y apagarse repetidamente para las pruebas, un estrés térmico que puede degradar el sistema con el tiempo. Esto sugeriría que un sistema a gran escala, diseñado para funcionar de forma continua, podría hacerlo durante miles de horas, según el comunicado de prensa del MIT.

«Para apoyar una misión humana a Marte, tenemos que traer muchas cosas de la Tierra, como computadoras, trajes espaciales y hábitats», dijo Hoffman en el comunicado. «¿Pero el viejo y tonto oxígeno? Si puedes fabricarlo allí, hazlo… estás muy adelantado».



Source link