Madridimage

Madridimage

Precio de la vivienda: El furor inmobiliario en Singapur resiste contra viento y marea | Negocios



Los precios de los inmuebles caen en todo el mundo, salvo en Singapur. Los precios de la ciudad-Estado asiática han subido un 14% en tasa interanual, según los datos del tercer trimestre de Knight Frank. Esto contrasta con ciudades importantes como Hong Kong y Sydney, cuyos precios cayeron, respectivamente, un 7% y 4% durante el mismo período. Tras años de crecimiento vertiginoso, los inmuebles en los grandes centros financieros se resienten por el alza de los tipos de interés y el temor a una recesión. Los precios de la vivienda en Hong Kong, el mercado inmobiliario más caro del mundo, podrían desplomarse hasta un 30% hacia finales de 2023 en comparación con los niveles de 2021, según Goldman Sachs.

Singapur se enfrenta al problema opuesto. En 2021, en casi el 90% de la población tenía una vivienda en propiedad, gracias a las políticas de vivienda pública del Gobierno. Como los salarios anuales reales crecen casi un 20% desde 2017 y el empleo total está en expansión, muchas familias aspiran a mejorar su residencia privada. Sin embargo, debido a los trastornos que ha traído consigo la Covid-19, la tasa neta de vivienda nueva ha caído por debajo de la media de los 10 últimos años. Este descenso de la construcción debería suavizarse, pero la demanda se mantendrá fuerte: los extranjeros cualificados regresan de forma constante y la población de no residentes de la ciudad se acerca a los 1,68 millones de antes de la pandemia. Además, muchos chinos adinerados buscan cada vez más refugios seguros para guardar sus activos, fuera del alcance de las autoridades de Pekín.

En los ocho primeros meses de 2022, en torno a una quinta parte de los 425 apartamentos de lujo vendidos en Singapur fueron adquiridos por compradores procedentes de la China. A medida que el gigante asiático se vaya reabriendo, podría haber todavía más salidas de capital. Esto ayudará a proteger a la ciudad-Estado frente a una corrección repentina y dolorosa. Se prevé que el crecimiento del PIB real se ralentice hasta el 2,3% en 2023, frente al 3% de un año antes, según el FMI. Aun así, Leonard Tay, analista de Knight Frank, predice que los precios de la vivienda residencial podrían incrementarse hasta un 5% en 2023. El auge inmobiliario de Singapur tiene la robustez suficiente para resistir el año turbulento que nos aguarda.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour

RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites



Source link