Madridimage

Madridimage

Sánchez, en la 68ª Asamblea Parlamentaria de la OTAN: “Putin, deje en paz a Ucrania” | España


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lanzado este lunes un “rotundo mensaje” al presidente ruso, Vladímir Putin, en el plenario de la Asamblea Parlamentaria de la Alianza Atlántica, que está reunido en Madrid: “Deje en paz a Ucrania”. Mientras esta “guerra absurda” no concluya, ha advertido el jefe del Ejecutivo, los países aliados van a mantenerse unidos al lado del Gobierno ucranio, en defensa de la democracia, la soberanía y la integridad territorial de su país. Sánchez ha asegurado que la OTAN ha salido fortalecida “frente a cálculos desatinados” del presidente ruso, y ha elogiado “la prontitud, determinación e inteligencia” con la que reaccionó la Alianza ante la invasión. De cara al futuro, ha pedido que se mantenga la “firmeza, unidad y templanza”, evitando una escalada del conflicto; y, como ejemplo, ha citado la reacción aliada ante el “impacto accidental de un misil” en territorio polaco la semana pasada, descartando implícitamente que se tratara de un ataque ruso, como pretendía Ucrania.

“La contención no puede confundirse con pasividad”, ha añadido Pedro Sánchez, quien ha advertido de que “los crímenes de guerra no pueden quedar impunes”, recordando que España ha enviado ya un equipo de policías a Ucrania para colaborar con sus autoridades judiciales, y que el enemigo no es el pueblo ruso, sino “la autocracia que lidera Putin”.

Sánchez ha cifrado en casi 270 millones de euros la contribución española a la defensa de Ucrania a través del fondo de la Unión Europea para financiar la compra de armamento; ha anunciado que a final de este mes estará plenamente operativo el centro de instrucción del Ejército ucranio en Toledo (con capacidad para formar a 400 militares cado dos meses) y ha elogiado la reacción solidaria de la sociedad española, recordando que más de 135.000 refugiados ucranios ha sido acogidos temporalmente en España.

Stoltenberg y Sánchez participa de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN, en Madrid, el 21 de noviembre de 2022.Foto: AP | Vídeo: reuters

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha advertido a los parlamentarios aliados de la necesidad de estar preparados para una guerra larga. A pesar de que Putin ha cometido “errores estratégicos” y sufrido reveses sobre el terreno, “sería un error minusvalorar la capacidad militar rusa”, ha dicho. “Tenemos que estar preparados para apoyar a Ucrania mucho tiempo”, ha insistido.

Stoltenberg ha dado por sentado que la guerra acabará en una mesa de negociación, pero ha avisado de que, “si queremos un resultado aceptable para Ucrania, la manera de lograrlo es aumentar nuestro apoyo a Ucrania”. “Queremos negociación, pero no queremos un resultado que no signifique [el triunfo del] uso brutal de la fuerza”, ha concluido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

La guerra de Ucrania ha marcado la 68º sesión anual de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN, que se celebra desde el viernes en Madrid. A pesar de no pertenecer a la OTAN, está previsto que el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, clausure la reunión plenaria, a la que asisten 269 parlamentarios de los 30 países aliados y una docena de delegaciones de países asociados y observadores, incluidas las de Ucrania, Finlandia y Suecia, que ya tienen un pie dentro de la organización. Previamente, han intervenido Olha Stefanishyna, primera ministra adjunta para Europa y la Integración Euroatlántica del Gobierno de Kiev.

El plenario de la sesión lo ha abierto su hasta ahora presidente, el congresista estadounidense Gerald E. Connelly, quien ha advertido de que el autoritarismo que amenaza a los países occidentales no procede solo de Rusia o China sino también del interior de sus sociedades y ha mencionado expresamente el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2020 por parte de los seguidores de Donald Trump.



Source link