Madridimage

Madridimage

Sánchez y Díaz se reúnen para limar asperezas en el Gobierno por el aumento del gasto militar y la ley de secretos | España



El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha mantenido esta tarde un encuentro con Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda, para limar asperezas en la coalición gubernamental tras la decisión de aumentar el gasto de Defensa este mismo año y el visto bueno previsto para la ley de secretos oficiales, que han causado malestar en Unidas Podemos. La Moncloa ha informado de que la reunión “ha servido para fortalecer la coalición” y para lanzar la negociación para los Presupuestos Generales del Estado. Esta cita sustituye la reunión de la comisión de seguimiento de la coalición que la propia Díaz había pedido con carácter de urgencia a primeros de julio, después de que el Consejo de Ministros aprobase un crédito para el Ministerio de Defensa de hasta 1.000 millones de euros.

La Moncloa ha subrayado que la reunión ha sido “muy positiva y fructífera” y que los “retos” que se avecinan en lo que queda de legislatura obligan a “seguir trabajando mano a mano, empezando por la negociación de los Presupuestos”. La propia Díaz ha tuiteado este lunes que el Gobierno ya ha empezado el trabajo para las cuentas del año que viene.

El encuentro ha servido fundamentalmente para limar asperezas por la cuestión militar y por la presentación esta misma tarde de la ley de secretos oficiales. Los ministros de Unidas Podemos, el socio minoritario del Gobierno de coalición, no se han manifestado públicamente en contra, pero sí lo han hecho los representantes de su grupo parlamentario. “Ocultar secretos a la ciudadanía durante 50 años o más es tratarla como menor de edad. No es propio de democracias maduras tener miedo a conocer”, ha manifestado el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, a través de Twitter. Pablo Echenique ha incidido a través de esta misma red social en que la iniciativa es del PSOE.

Fuentes próximas a Yolanda Díaz argumentan que “50 años no es un plazo aceptable para levantar el secreto sobre los secretos oficiales”. Y añaden: “En otros países de nuestro entorno, el plazo es de 20 o 30 años. No entendemos por qué fijan ese plazo y no queremos pensar mal. Tenemos una democracia suficientemente madura para fijar ese plazo de 30 años máximo. Le hemos trasladado a la parte socialista del Gobierno que no estamos de acuerdo, aunque hemos decidido pactar esta discrepancia dado que se trata de una primera lectura del anteproyecto de Ley. Habrá una segunda vuelta donde intentaremos incluir nuestras propuestas”.

Estas fuentes han insistido en que “las leyes de calado”, aunque no toquen a ministerios en manos de Unidas Podemos, “se tienen que negociar con la vicepresidenta segunda”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Fuentes gubernamentales han explicado que esta reunión sustituye a la que el 5 de julio reclamó Díaz del llamado comité de crisis, así como que Sánchez prefería este cara a cara en lugar del órgano de coordinación. Ese encuentro, de momento, no se ha producido, pero este mismo lunes, en la rueda de prensa que ha ofrecido en Tirana (Albania), Sánchez ha expresado su disposición a convocarlo: “Creo que el diálogo, hablar entre los socios de gobierno es importante. Estamos y somos favorables a que se pueda producir esa reunión”, ha dicho. Horas después era él mismo quien se reunía con Díaz.





Source link