Madridimage

Madridimage

Taiwán lanza disparos de advertencia a un dron chino que sobrevolaba un islote | Internacional



Taiwán ha lanzado disparos de advertencia a un dron chino que sobrevolaba un islote este martes. Poco antes, la presidenta Tsai Ing-wen había ordenado al Ejército una “respuesta contundente” a lo que había calificado como provocaciones de China. Es la primera vez que Taipéi efectúa disparos de aviso en un incidente de este tipo, en un momento de alta tensión entre China y Taiwán, que Pekín considera “una parte inalienable” de su territorio.

El avión no tripulado volvió a China después de los disparos, según un portavoz militar. Taiwán se ha quejado repetidamente del vuelo de drones chinos sobre un grupo de pequeñas islas que controla cerca de la costa de China. Recientemente, este tipo de incidentes han sucedido en las islas Kinmen durante las maniobras militares sin precedentes que realizó Pekín tras la visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a principios de agosto.

Varios aviones del Ejército chino realizan maniobras militares cerca de la isla de Taiwán, el 7 de agosto.Foto: AP | Vídeo: EPV

El portavoz del comando de defensa de Kinmen informó de que los disparos se realizaron justo antes de la seis de la tarde hora local, las 12.00 en la España peninsular, después de lanzar salvas. El dron se encontraba sobre el islote de Erdan. China no respondió ni hizo comentarios al respecto de forma inmediata.

Este lunes, el Ministerio de Exteriores chino, en respuesta a las quejas de Taiwán, consideró que el vuelo de los drones no era “nada sobre lo que hacer un escándalo”. En las redes sociales chinas han estado circulando imágenes captadas por las aeronaves no tripuladas en las que se observa a soldados taiwaneses en sus puestos y lanzándoles piedras.

En una visita a las fuerzas destacadas en las islas Penghu, Tsai criticó este martes a China por sus actividades militares relacionadas con drones y otras “zonas grises”. “Quiero decirle a todo el mundo que cuanto más provoque el enemigo, más tranquilos debemos permanecer”, afirmó la mandataria, que aclaró que Taiwán no provocará disputas y ejercerá autrocontrol, pero eso no significa que no responderá. Sin dar más detalles, Tsai informó de que había pedido al Ministerio de Defensa una “respuesta contundente” para proteger su espacio aéreo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Buques de guerra y aviones de combate taiwaneses con base en Penghu han estado patrullando el Estrecho de Taiwán armados durante las maniobras chinas de este mes, aunque no abrieron fuego en ningún momento. El capitán de fragata Lee Kuang-ping explicó a la prensa durante la visita de Tsai que durante los ejercicios envió avisos de forma frecuente a los barcos chinos. Las embarcaciones de ambas partes llegaron a estar a unos 500 metros de distancia.

Tras anunciar el cese de las maniobras el pasado 10 de agosto, el Ejército chino destacó que continuarían “la preparación para la guerra y las operaciones de control”, como ya venían anticipando medios locales. Poco antes, salió a la luz, por primera vez en 22 años, un informe oficial de las autoridades de Pekín en la que enfatizan su postura de que Taiwán es “una parte inalienable de China” y muestran “la determinación y el compromiso del Partido Comunista y del pueblo chino” con la unificación de la isla y la parte continental.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.





Source link