Madridimage

Madridimage

Temporal en España: Una masa de aire ártico refuerza la borrasca ‘Fien’ para dejar nieve al nivel del mar en el norte | España


Tercer día de temporal invernal en España, que se recrudecerá todavía más por la entrada de una masa de aire ártico, es decir, procedente del Polo Norte, impulsada por el anticiclón de las Azores y por la borrasca Fien. Esta masa, “muy fría e inestable”, llevará la nieve a cotas más bajas que las del día anterior, incluso a nivel del mar en el Cantábrico, advierte el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo. Por tercer día consecutivo, toda España, salvo Canarias, Extremadura y Ceuta, está en alerta por nieve, viento, lluvia, frío o mala mar. A diferencia de los dos primeros días, no hay avisos rojos, la alerta máxima, pero abundan los naranjas, el segundo nivel de una escala de tres.

Los termómetros seguirán bajando este miércoles de forma generalizada, un descenso que será de hasta 8° en el tercio norte peninsular. Habrá heladas en buena parte del interior. “Tanto el miércoles como el jueves van a ser días fríos, con temperaturas máximas inferiores a 5° en buena parte de la mitad norte y a 10° en el interior de la mitad sur”, precisa Del Campo.

Aunque la sensación térmica es de mucho frío, en parte por el viento y los cielos encapotados, en parte porque las temperaturas de diciembre fueron extraordinariamente cálidas, no se trata de una ola de frío. Las temperaturas solo están algo por debajo de lo normal en gran parte de la Península. Las máximas se encuentran entre 3° y 5° por debajo del promedio, y las mínimas, entre 1° y 3° por debajo de lo habitual.

Al igual que el martes, las precipitaciones más abundantes se producirán este miércoles en el tercio norte de la Península ―Galicia, comunidades cantábricas, norte de Castilla y León, La Rioja, Navarra, norte de Aragón y norte de Cataluña―, aunque también se esperan lluvias y nevadas más débiles en la mayor parte del resto de la Península, salvo en el área mediterránea y oeste de Andalucía, así como chubascos en Baleares.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

La cota de nieve estará muy baja: en apenas 200 metros en Galicia, comunidades cantábricas y Navarra. En Cantabria y País Vasco podría nevar incluso al nivel del mar. En el resto de la mitad norte, la cota estará entre 300 y 500 metros, y entre 500 y 700 metros en el centro y sur peninsular y en Baleares. Las acumulaciones serán mayores que las del martes, en especial en zonas del tercio norte y en sureste de Castilla y León, donde se podrían superar los 20 centímetros. Incluso se podrían superar los 40 centímetros en cotas altas de la cordillera Cantábrica y Pirineos occidental. Como consecuencia, hay aviso naranja por nieve en Asturias, Cantabria, Galicia, Castilla y León, Galicia, Andalucía, Aragón, Navarra, País Vasco y La Rioja.

Según explica Del Campo, lo más destacado de este temporal no es el frío, “normal para esta época”, tampoco que nieve, pero sí lo es “la cantidad de nieve”. El índice EFI (siglas en inglés de Extreme Forecast Index, con el que se cuantifica la rareza de un fenómeno extremo) considera la nevada de este miércoles “inusual” por lo copiosa en buena parte del extremo norte, puntos del este de la Meseta y zonas del este de Andalucía. El viento seguirá arreciando en los tercios norte y este de la Península, con avisos naranjas en Tarragona y Castellón, y seguirá el temporal marítimo con olas de hasta seis o siete metros en el Cantábrico y cuatro metros en el Mediterráneo.

La madrugada más fría en lo que va de invierno

El martes, los termómetros bajaron a -11,3° en Port Ainé (Lleida), se midió una racha de 176 kilómetros por hora en Machichaco (Bizkaia) y se recogieron 81 litros por metro cuadrado en Asturias. Y aún quedan dos días de temporal por delante. La madrugada del jueves será la más fría del invierno hasta el momento, con hasta -10° en Pirineos y -5° en el este de las mesetas y páramos del centro.

Ese día seguirán las precipitaciones en el tercio norte, que podrán darse de forma más débil y dispersa en el resto de la mitad norte y Baleares. Comenzará nevando a cotas muy bajas, pero irá subiendo a lo largo del día hasta situarse en 1.500 metros en la cordillera Cantábrica y entre 500 y 1.000 en el resto de la mitad norte y Baleares, con una subida acusada de las temperaturas en el noroeste peninsular. En las comunidades cantábricas, lloverá sobre zonas cubiertas previamente por nieve, lo que provocará su deshielo y puede hacer que algunos cauces bajen con mucha agua.

El viernes, último día del temporal, seguirá lloviendo con ganas en el extremo norte, pero se producirá una subida acusada de las temperaturas por la sustitución de la masa ártica por otra más templada. Por tanto, ascenderá la cota, que se situará en entre 1.000 y 1.200 metros. El fin de semana, las lluvias quedarán acotadas al extremo norte peninsular, pero serán más débiles. El sábado y el domingo estarán marcados por los vientos del norte, con heladas nocturnas en el interior oriental y la zona centro.



Source link