Madridimage

Madridimage

Trabajo impone una multa a Glovo por emplear a falsos autónomos y ya acumula 205 millones en sanciones | Economía



La Inspección de Trabajo notificó este lunes a Glovo una nueva multa por emplear a falsos autónomos y trabajadores sin papeles en Madrid, según fuentes del ministerio. La sanción asciende a 32,9 millones de euros por las faltas de alta, que llevan aparejadas el requerimiento de otros 19 millones de euros en cuotas de la Seguridad Social. Además, la empresa también es sancionada por emplear a 813 trabajadores sin papeles, lo que deriva en otro castigo de 5,2 millones de euros.

Con esta nueva intervención sigue aumentando el acumulado de multas a la empresa de reparto. Ya son 205,3 millones de euros, 125,3 en sanciones y 80 en actas de liquidación de cotizaciones. En total, Glovo ha sido castigada por actuar de forma improcedente con 37.348 falsos autónomos o trabajadores extranjeros en situación irregular

El sector del transporte es el que más falsos autónomos emplea, como reflejan los datos de Inspección de Trabajo de actuaciones en esta línea en los últimos años. 40.793 de los 80.468 empleos aflorados por Inspección desde 2019 (el 50,7%) corresponden con esta actividad.

Para atajar esa problemática, el Gobierno aprobó la ley rider, que obliga a las plataformas digitales a regularizar a sus repartidores. Pese a que la norma entró en vigor hace más de un año, Glovo sigue recurriendo a la figura del falso autónomo. De esta manera, niegan la relación laboral con el trabajador, en favor de la que se han pronunciado los tribunales en múltiples ocasiones. Ante estos incumplimientos, el Ejecutivo ha reformado el Código Penal para castigar con penas de prisión de hasta seis años la “contratación bajo fórmulas ajenas al contrato de trabajo” de manera reiterada.

Glovo es la principal empresa de reparto que no ha cambiado su modelo tras la aprobación de la nueva norma. Uber Eats vuelve a emplear a autónomos desde el pasado verano, pero lo hace con algunos cambios para esquivar la ley rider. Otro de los principales actores del sector, Deliveroo, dejó de operar en España poco antes de que se aprobase el cambio normativo.

Antes de que se aprobase esta norma la justicia ya venía reconociendo la laboralidad de la relación que une a estas empresas y sus repartidores. En septiembre de 2020, el Tribunal Supremo falló que los repartidores eran asalariados. Los jueces de lo Social del alto tribunal se pronunciaron sobre el caso de un antiguo trabajador de Glovo. “La relación existente entre un repartidor (rider) y la empresa Glovo tiene naturaleza laboral”, dice la nota informativa emitida por el Supremo.

[Noticia en elaboración. Habrá actualización en breve]

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour

RECÍBELO



Source link