Madridimage

Madridimage

Un tiroteo deja un herido grave en Málaga | España



La Policía Nacional ha abierto una investigación después de que una persona resultase herida por el disparo de un arma de fuego en la barriada de La Palma, al norte de la ciudad de Málaga. La víctima fue trasladada al Hospital Regional con heridas, tanto en la pierna como en el hombro, y permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en estado crítico. Fuentes del caso han explicado que aún no se ha realizado ninguna detención por lo sucedido y que “se está trabajando en el esclarecimiento de los hechos”. Las primeras hipótesis apuntan a una pelea entre clanes, el mismo motivo que ya dejó un fallecido en 2020 en la misma zona y al menos dos tiroteos este pasado invierno.

Varios vecinos de la barriada, una de las más humildes de la capital, alertaron a los servicios de Emergencias 112 de que “un varón había recibido un tiro” y que se encontraba en la calle Cabriel. En una de las llamadas, un ciudadano aseguraba que había “coches pasando por la calle y pegando tiros”. Tras el aviso, varias patrullas de la Policía Nacional, de la Policía Local y servicios sanitarios se desplazaron hasta el lugar de los hechos . Pero, cuando llegaron, la víctima ya no estaba: unos particulares habían trasladado al hombre al hospital. Fuentes sanitarias han explicado que tiene heridas en el hombro y una pierna, y que está en la UCI en estado crítico “a la espera de evolución”.

La investigación, como adelantó el diario Sur, apunta como primera hipótesis a que el tiroteo se produjo como consecuencia de una pelea entre clanes familiares de distintas barriadas malagueñas. Fuentes policiales han explicado que, de momento, no hay personas detenidas por lo ocurrido. No son los primeros de la misma naturaleza ocurridos en la zona: el pasado invierno, un hombre de 35 años y con numerosos antecedentes policiales fue arrestado después de disparar varias veces en el barrio de La Palmilla, en el mismo distrito que La Palma.

En febrero de 2020 y a poco más de 500 metros de distancia del suceso de este domingo, una persona de 74 falleció después de que una bala perdida de un tiroteo le alcanzara en el salón de su casa. El hombre escuchó una ráfaga de disparos —con un fusil de asalto AK-47— y quiso asomarse al ventanal de su vivienda para ver qué ocurría. Recibió entonces un impacto en la espalda y falleció poco después. Entonces fueron detenidas seis personas de una misma familia, aunque el caso todavía no ha sido juzgado. “La situación de impunidad que se vive en el barrio ante el uso de armas de alto calibre por una minoría hace que la mayoría del vecindario viva con miedo e inseguridad”, decía un comunicado enviado aquel día por el Consejo Político, el Plan Comunitario del Distrito Palma-Palmilla y varios colectivos vecinales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete



Source link