Madridimage

Madridimage

Una Vuelta a España de infortunios: uno de cada cuatro ciclistas han abandonado | Deportes


Aunque siguió en la carrera, Carlos Rodríguez estuvo en involucrado en la caída con Vine.Javier Lizon (EFE)

Ocurrió poco después de comenzar la etapa. Un nuevo topetazo, más heridas que lamer. Carlos Rodríguez, Mads Pedersen (maillot verde) y Jay Vine (maillot de lunares) se vieron involucrados en una fuerte caída con otros pocos corredores, una nueva cabriola que volvía a tener consecuencias en esta Vuelta de infortunios, pues el australiano y líder de la montaña ya no se volvió a subir a la bicicleta, la baja número 49 -lo que supone el 26% del total de corredores- desde que comenzara la ronda española, reducido ahora el pelotón a 135 ciclistas.

Comenzó torcido el asunto con la decisión sorprendente del Arkéa, justo un día antes del arranque en Utrecht (Países Bajos), que prefirió que Nairo Quintana no compitiera porque entendió que había consumido tramadol -un analgésico opiáceo para tratar el dolor prohibido por la UCI aunque no incluido como dopaje por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA)- sin consultarlo con los médicos del equipo, descalificado un par de días antes del Tour de Francia y, públicamente, decidido el corredor a defenderse ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo. Y, tan solo una jornada después, Manuel Peñalver (Burgos-BH) no pudo tomar la salida afectado por la covid. Una pandemia en el pelotón, que ya cuenta con 24 casos oficiales, aunque varios más se marcharon con fiebre. Entre ellos alguno importante como Sam Bennett (Bora), esprínter que ganó las dos primeras llegadas masivas, entonces maillot verde. O como Simon Yates (BikeExchange), aspirante al podio y que marchaba quinto en la general; también Pavel Sivakov (Ineos), que estaba en el top-ten.

Alguna baja chocó -aunque sea habitual- como la Bryan Coquard (Cofidis) por cansancio. Pero se han dado otras retiradas de nombres importantes, como Michael Woods, líder de Israel, como Wouter Poels y el joven prometedor Santiago Buitrago, hombres fuertes del Bahrain, como Julian Alaphilippe (Quick-Step), doble campeón del mundo y gregario de lujo de Evenepoel, Esteban Chaves (EF). Pero ningún abandono fue tan doloroso como el de Primoz Roglic, coronado en las tres últimas ediciones y segundo en esta Vuelta, el picante del pelotón porque ponía en entredicho el maillot rojo del líder. Y este jueves, antes de la carrera también se dieron de baja Bruno Armirail (Groupama) y Samuele Battistella (Astana), dos de los más batalladores del pelotón. A todos ellos se les unió Jay Vine, ganador de dos etapas, revelación de esta ronda, que cederá por obligación su maillot a Richard Carapaz (Ineos), también vencedor de dos etapas.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.





Source link