Madridimage

Madridimage

Von der Leyen defiende ante el PP el “equilibrio” entre economía de mercado y la responsabilidad con los ciudadanos | España


La secretaria general de los populares, Cuca Gamarra, escucha la intervención grabada de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante la reunión interparlamentaria del PP, este sábado en Toledo.Ismael Herrero (EFE)

El PP ha tratado de sofocar el incendio por el impuesto a las energéticas con sus colegas europeos, entusiastas del tributo. Mientras Alberto Núñez Feijóo votaba en contra de la toma en consideración del proyecto en el Parlamento español, invitaba a la presidenta de la Comisión Europea a participar en la reunión interparlamentaria que se celebra este sábado en Toledo. Ursula Von der Leyen ha enviado un vídeo con un mensaje grabado de apoyo a Feijóo, que se ha reproducido en el encuentro, en el que advierte de que “Europa se está enfrentando uno de los momentos más decisivos de la historia” y reconoce que en esta difícil coyuntura “no hay solución sencilla”.

La presidenta de la Comisión, dirigente del Partido Popular Europeo, es vista en el PP con ciertos recelos por su “especial relación de complicidad con Pedro Sánchez”, a quien esta semana ha vuelto a dar respaldo en su proyecto de gravar los beneficios extraordinarios de las energéticas. En su discurso grabado para el PP, Von der Leyen ha defendido, sin citarlos, este tipo de impuestos, por el necesario “equilibrio entre economía de mercado y la responsabilidad con los ciudadanos que trabajan duro”, un mensaje que revela una visión socioliberal de la economía que choca con la de algunos sectores ultraliberales del PP español.

“Debido a la guerra de Ucrania nos encontramos en una situación difícil. No solo los pequeños hogares están sufriendo la subida de las facturas, decenas de miles de empresas que construyen la columna electoral de nuestra economía también están sufriendo”, ha remarcado Von der Leyen en su discurso enviado al PP. “No hay una solución sencilla”, admite la dirigente comunitaria. “Estamos en medio de una crisis sin precedentes. Pero saldremos adelante. Porque seguimos unidos en el lado correcto de la historia. Queridos amigos, el esfuerzo puede ser duro, pero debemos estar preparados. Y sé que España estará preparada. Porque es un gran país con gente aún más grande. Y sí, creemos en la gente. Por eso nos llamamos Partido Popular”.

La presidenta de la Comisión ha citado también a las empresas y ha apuntado que es necesario “encontrar nuevas e inteligentes maneras de aliviar la carga sobre los hombros de las empresas, que proporcionan salarios y puestos de trabajo a las personas”. “Necesitan aire, y lo necesitan ahora. Debemos actuar con rapidez, preservando al mismo tiempo los principios de mercado que han traído décadas de prosperidad y seguridad de suministro a nuestro continente”, defiende la política conservadora. Pero, a renglón seguido y como broche de su mensaje, Von der Leyen ha instado al PP a buscar un “equilibrio entre economía de mercado y la responsabilidad con los ciudadanos que trabajan duro”. “Ninguna familia política puede estar tanto a la altura como la nuestra”, ha remachado.

En el PP español, no obstante, hay dudas sobre la apuesta de la presidenta de la Comisión por intervenir los beneficios extraordinarios de las eléctricas, aunque el partido haya reconducido su tesis tras la dirección que han tomado los conservadores europeos. Esta semana, dirigentes del PP describían con malestar a Von der Leyen como una “socialdemócrata”.

El mensaje de Von der Leyen llega en una semana complicada para el PP por la relación con sus colegas europeos. La grieta ha sido doble: con la presidenta de la Comisión, que compareció con un contundente discurso en Estrasburgo en favor de un impuesto al que el PP había votado no en Madrid; y con el presidente del Partido Popular Europeo (PPE), Manfred Weber, que también respaldó con vehemencia el tributo. Tras el choque, los populares modularon su mensaje y Feijóo prometió que si el diseño del impuesto se ajusta al de Europa, el PP rectificará y lo respaldará. Todavía queda otra patata caliente, el impuesto a los beneficios de la banca, una medida para la que el PP no ha decidido aún su posición. El problema es que la filosofía del “equilibrio” entre economía de mercado y ciudadanos que esgrime Von der Leyen sirve tanto para las eléctricas como para la banca.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete



Source link