Madridimage

Madridimage

Vuelven las huelgas a la sanidad madrileña tras el parón por Navidad | Madrid



Una nueva huelga de tres días en las urgencias extrahospitalarias, desde este lunes hasta el miércoles, hace prever que con el nuevo año continúe conflictividad en la sanidad madrileña, que puede agravarse si los médicos de Atención Primaria retoman el 12 de enero la huelga indefinida que dejaron en suspenso poco antes de Nochebuena. Los trabajadores afectados por la reorganización de la urgencias ambulatorias reclaman la reapertura de los 37 Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) y el funcionamiento de los 40 Servicios de Atención Rural (SAR) en las mismas condiciones y con la misma dotación de personal que tenían antes de la pandemia de covid-19.

La huelga de este lunes, con servicios mínimos del 100%, está convocada por SummAT (Asamblea de Trabajadores del Summa 112), Mats (Movimiento Asambleario de trabajadores de la Sanidad), CSIF, Afem (Asociación de Facultativos Especialistas) y AME (Asociación Madrileña de Enfermería), y con el apoyo de la Plataforma SAR (Servicio de Atención Rural) y la Plataforma de Centros de Salud de Madrid.

Los convocantes del nuevo paro critican los servicios mínimos del 100% fijados por la Comunidad de Madrid, que “vulneran el derecho a huelga”, y afirman que, en los paros que ya hubo en noviembre y diciembre, la propia Administración “incumplió los servicios mínimos, ya que no fue capaz de cubrir el personal necesario”.

Estos sindicatos, plataformas y asociaciones protestan por el plan de reordenación de las urgencias puesto en marcha en octubre por el Gobierno de Ayuso y el cambio de condiciones de los trabajadores que antes desempeñaban sus labores en los SAR y SUAP.

Dicho plan supuso la caótica reapertura de 78 puntos de atención continuada (PAC), posteriormente llamados centros de atención 24 horas, tras el cierre de los SUAP durante la pandemia, pero atendidos solo con la plantilla de los SAR. La falta de personal hizo que muchos se mantuviera cerrados o que otros abrieran sin los equipos completos: médico, enfermera y celador.

La última propuesta del Gobierno regional, que modificó hasta en seis ocasiones su fallido plan, solo prevé que haya médico en 49 centros ―39 de ellos antiguos SAR y otros 10 antiguos SUAP―, mientras que 29 centros con cuidados continuados de Enfermería, es decir, solo con enfermera y celador. De este modo, 27 SUAP que llevaban cerrados más de dos años pierden la atención médica.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Ni siquiera así la Consejería de Sanidad está logrando cubrir las plazas por falta de personal. El pasado 7 de enero faltó médico en 25 de los 49 centros (51%) que disponen de las tres categorías, mientras que de los centros sin médico cuatro no pudieron abrir aua puertas y faltó personal en otros cinco centros, según el recuento de la Plataforma SAR y Plataforma de Centros de Salud.

La Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales del Sermas aprobó el pasado 28 de diciembre la orden por la que se procede a la reordenación de efectivos afectados por el cierre de estos centros y la apertura de los nuevos centros de continuidad asistencial para la atención urgente extrahospitalaria. Los sindicatos han anunciado que estudian medidas contra la instrucción para reordenar los recursos humanos de estos dispositivos con el personal que prestaba atención en los antiguos SAR y SUAP y el personal estatutario del Summa 112, desplazado de los antiguos SUAP al hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, que dejan de tener actividad definitivamente.

En la instrucción de la Consejería de Sanidad se alude a una “previa negociación en la Mesa Sectorial de Sanidad (donde están representados CC OO, UGT, Amyts, Satse y CSIT Unión Profesional), algo que rechazan los sindicatos. De momento, los servicios jurídicos de varias organizaciones sindicales preparan ya la impugnación, con un plazo de un mes para presentarla, y están en contacto para valorar si se hace de manera conjunta o individual.

De fondo, laten los problemas de la Atención Primaria, en pie de guerra desde finales noviembre y ahora en tregua por Navidad. El 22 de diciembre, el sindicato Amyts (Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid) suspendió temporalmente, hasta el 11 de enero, la huelga indefinida de médicos de familia y de pediatras que mantenía desde el 21 de noviembre para reivindicar un mínimo de 10 minutos por paciente, una reducción de los cupos por médico y una mejora de las condiciones laborales de los profesionales para evitar su fuga a otras regiones o países.

Tras seis reuniones con la Consejería de Sanidad sin lograr un acuerdo, ambas partes acordaron “la suspensión temporal de la huelga indefinida hasta el día 11 enero” ―fecha en la que mantendrán otra reunión―, y en este encuentro se verá si se han acercado las posturas lo suficiente como para desconvocar el paro o si se continuará la huelga indefinida a partir del 12 de enero.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.



Source link