Madridimage

Madridimage

Yolanda Díaz presenta el primer balance de Sumar: “Es la llave para abrir una nueva década progresista” | España


Yolanda Díaz ha presentado este jueves las primeras conclusiones de los 35 grupos de trabajo de Sumar, que llevan cinco meses elaborando una serie de propuestas para dotar de contenido a su proyecto político. La vicepresidenta segunda ha asegurado estar “muy emocionada” por este acto, y también ha reivindicado el poder de las ideas y de la “imaginación” para hacer política. Díaz ha dejado claro, una vez más, que no se mueve por la coyuntura de las convocatorias electorales, sino que su propósito es “levantar un proyecto de país a diez años vista”. “Sumar es la llave para abrir una nueva década progresista en España”, ha reivindicado, y ha impelido a la unidad de las fuerzas progresistas para evitar que gobierne la derecha. En un contexto, en el que cada vez está más clara la discrepancia con Podemos por el control de los tiempos y el anuncio formal de su candidatura, tal y como manifestó ayer la ministra de Igualdad y dirigente de Podemos, Irene Montero.

“Queremos gobernar”, ha dicho Díaz. Para gobernar y cambiar la sociedad no se debe escorar a una esquina del tablero, sino que es clave dirigirse a las mayorías sociales y esquivar la etiqueta de una izquierda arrinconada a la izquierda del PSOE. “Ambición social”, ha enfatizado la vicepresidenta en una intervención muy centrada en medidas materiales y económicas. Solo desde esta perspectiva, según Díaz, se puede combatir la incertidumbre provocada por la pandemia de la covid y la guerra en Ucrania.

En especial, se ha referido a la necesidad “urgente” de limitar los precios del alquiler, o la necesidad de establecer un sistema fiscal justo. La ministra de Trabajo también ha dedicado una gran parte de su discurso en hablar de la sanidad pública, en especial de la madrileña. Se ha solidarizado con las protestas por los problemas en la atención primaria en Madrid. Y ha reivindicado la precariedad de la sanidad es un proyecto central en el proyecto de Sumar. Ha incidido una gran parte de su discurso en la remuneración de los profesionales de la sanidad. Reformar la atención primaria es una medida urgente, según Díaz.

También ha desgranado su idea de la “democracia económica” y la reforma empresarial, con la que se pretende incentivar la participación de los trabajadores en los consejos de administración. Díaz ha reivindicado esta idea como propia de Sumar. El principal objetivo de su proyecto es derrotar cultural y políticamente al neoliberalismo. En este sentido, ha cargado contra el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, por ser el gran adalid del proyecto neoliberal, al que ha calificado como un ideario caduco y de tiempos pasados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

En general, Díaz ha presentado estos meses de conclusión de Sumar como un proyecto transversal y ha recalcado la necesidad de involucrar a personas que piensan diferente, pero que comparten el reto de “ensanchar la democracia” y el proyecto de país de poner en el centro los derechos sociales y la modernización de la administración pública.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante el acto de este jueves.
Olmo Calvo

Antes de Díaz, han hablado algunos de los coordinadores de los grupos de trabajo. Las principales ideas que han esbozado han sido la desigualdad, los derechos sociales y la juventud. Los temas tratados son muy amplios, desde justicia o seguridad ciudadana hasta alimentación saludable y cuidados. El filósofo y ensayista César Rendueles, coordinador de Bienestar y derechos sociales, se ha referido a la importancia que tiene el sistema de bienestar para el crecimiento individual de las personas. Otros de los nombres destacados que han estado trabajando estos meses, Ignacio Sánchez-Cuenca, coordinador de calidad democrática, ha alertado sobre el descrédito de la política entre la ciudadanía, uno de los principales reto de cualquier partido. Sánchez-Cuenca ha hablado de la necesidad de potenciar los mecanismos de democracia directa y la participación ciudadana. En particular, ha apuntado a la creación de comisiones mixtas (formadas por políticos, técnicos y ciudadanos) para la elección de los miembros de órganos del Estado y, así, superar el falso debate “partidismo y corporativismo”.

El balance del proceso de escucha en estos meses, en los que la vicepresidenta ha desplegado 10 actos y visitado 12 ciudades, ha sido muy positivo. Este sábado estará en Barcelona con la alcaldesa de la ciudad y líder de los comunes, Ada Colau, una de las mayores aliadas de su proyecto. En estos meses, la vicepresidenta no ha sucumbido a las manifestaciones de los socios de su espacio que le han reclamado en reiteradas ocasiones que formalice su candidatura cuanto antes. Díaz, por el contrario, ha reivindicado que su plataforma es una realidad y viene para quedarse y que su objetivo es pensar las líneas estratégicas y políticas de largo recorrido.

Al acto, celebrado en el Espacio Rastro de Madrid, han asistido personas cercanas a la vicepresidenta. La conexión de Díaz con Comisiones Obreras se ha mostrado en la asistencia de dos de los exsecretarios generales de CC OO, Toxo Fernández y Antonio Gutiérrez. Entre los partidos políticos, han asistido miembros de los comunes, como el ministro de Universidades, Joan Subirats, o el diputado en el Parlament David Cid; el vicepresidente de las Islas Baleares, Juan Pedro Yllanes, de Podemos; o el exdiputado de Podemos Pablo Bustinduy.

 El ministro de Universidades, Joan Subirats, interviene durante el acto del nuevo proyecto político Sumar.
El ministro de Universidades, Joan Subirats, interviene durante el acto del nuevo proyecto político Sumar.Olmo Calvo



Source link